Agencias

Martin Sorrell cree que el acuerdo entre Publiclis y Omnicom estaba destinado a fracasar desde el principio

martin sorrellEl colapso de la fusión prevista entre Publiclis y Omnicom, dos de los mayores holdings publicitarios mundiales, es una buena noticia para su rival WPP, que sigue ostentando el primer puesto en el sector por ingresos, con unos 17.250 millones de dólares.

Martin Sorrell, CEO de WPP, el principal competidor de ambas compañías, no cree que haya sido una sorpresa, “la mayoría de la gente pensó que era una oferta muerta“. Además, asegura que ante un trato de esta envergadura tendrían que haberlo “pensado bien antes de anunciarlo”.

Para Sorrell, uno de los principales motivos del matrimonio fallido fue que trataban de crear una estructura torpe, con estrategias inversas y muchos problemas regulatorios. Las tensiones con los clientes e, incluso, con los propios trabajadores de las empresas no se hicieron esperar. Además, se tomó la decisión para intentar derribar a WPP y “cualquier acuerdo con un objetivo similar estaba condenado a fracasar”, asegura Sorrell.

Las ganancias trimestrales del Q1 de 2014 se hicieron por separado y ambas compañías habían conseguido tan buenos resultados como siempre. Sorrell se pregunta entonces “¿por qué unirse si estaban bien por separado?”.

Para WPP, el derrumbe no ha traído más que buenas noticias. Desde que se anunció, han conseguido entre sesenta y ochenta nuevos tratos y han llegado a hacer negocios con empresas como Marks and Spencer, Vodafone o E-trade.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir