líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

MCCANN GARANTIZA TRANSPARENCIA A SUS CLIENTES

Redacción

Escrito por Redacción

La agencia McCann ha decidido hacer un cambio paradigmático. Su nueva política de transparencia dada a conocer hoy a los medios de comunicación marca un antes y un después no sólo en la historia del grupo, sino en el sector de la publicidad a nivel mundial. Este giro hacia la transparencia implica que cada uno de los clientes del grupo conozca y apruebe todos y cada uno de los ingresos de la agencia.

El sector llevaba años pidiendo a voces un cambio, pero simplemente había fracasado. La urgente necesidad se debe a que la situación del sector en la actualidad «no es la más saludable ni la más recomendable», según palabras del presidente del Grupo McCann, Félix Vicente. Esta situación es la consecuencia de diversos factores. El sector, desde su fundación, se ha financiado tanto de ingresos de proveedores como de los clientes. Esta práctica, realizada en el sector a nivel mundial, implica un riesgo en el grado de independencia por parte de la agencia, que muchas veces se ve envuelta en conflictos de intereses. La consecuencia final de todo esto es la pérdida de confianza del cliente en la agencia.

Con motivo de los escándalos financieros vividos a lo largo de 2002 (Enron el más claro ejemplo), la administración de George Bush pone en marcha la Ley Sarbanes-Oxley, que obliga a todas las empresas que cotizan en Wall Street a documentar las decisiones y la procedencia de todos los ingresos internamente para un mayor control financiero, pero sin obligar a compartir esta información con los clientes. Grupo McCann decide entonces dar el paso, en solitario, hacia la transparencia absoluta.

A partir de la aprobación de la ley, el grupo Interpublic, propietario de McCann, inicia un proceso de tres fases. El primero de ellos fue la resolución de las duplicidades detectadas en algunos proyectos intercompanys. La segunda etapa es implementar la ley a nivel mundial a lo largo de 2003. Y finalmente en 2005 adquieren el compromiso voluntario de transparencia 100% con carácter retroactivo hasta el año 2000. El ajuste realizado a raíz de esta decisión se tradujo en 550 millones de dólares de ingresos «no transparentes» que les serían devueltos a los clientes. La nueva política del grupo implica que el cliente conozca, por escrito, todos los ingresos que percibirá la agencia y luego el propio cliente decida, igualmente por escrito, si los aprueba o no. Además, los clientes recibirán anualmente las cuentas auditadas de todas las empresas del grupo con un certificado de auditores reconocidos. Los ingresos que la agencia recibía por parte de los proveedores equivalían al 15% de los ingresos totales. A pesar del bajo porcentaje, el presidente del grupo reconoce que no hay manera de sobrevivir simplemente de los ingresos de los clientes, por lo tanto, hay que renegociar las condiciones contractuales. El 80% de los clientes de su cartera han aplaudido la medida y han aceptado renegociar.

 

EL MUNDIAL DE ALEMANIA PONE NORMAS A LA PUBLICIDADAnteriorSigueinteBIJEM COLABORA EN EL TORNEO EL CORTE INGLÉS DE GOLF'06

Contenido patrocinado