líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El Museo Failure expone los grandes fracasos de marcas como Apple o Nintendo

"La innovación necesita el fracaso": el Museo Failure expone los errores de marcas como Apple o Coca-Cola

Fabiana Seara

Escrito por Fabiana Seara

DVDs de un solo uso, una extraña mascarilla rejuvenecedora o un sin fin de smartphones fallidos, así es el museo que expone los fracasos de grandes marcas.

Las grandes marcas siempre buscan nuevas formas de innovar, pero sus propuestas no siempre son adoptadas por el público con la facilidad esperada. De esta forma nace el Museo Failure, un espacio que expone los errores más curiosos de conocidas marcas como Apple, Nintendo o Coca-Cola. Desde su origen en 2017, este particular museo reúne más de 150 grandes fracasos.

Juegos de mesa, computadores previos a internet o extrañas mascarillas rejuvenecedoras, Samuel West, ha coleccionado algunos de los productos menos conocidos de las marcas. El fundador y curador de este museo, destaca que estas innovaciones fallidas se pueden convertir en valiosos aprendizajes.

«El fracaso es algo que se internaliza desde muy temprano en la vida como algo negativo», señala West. «Lidiamos con el fracaso, de la misma forma que con otras emociones negativas, ignorándolas. Las empresas hacen lo mismo con sus productos fallidos, en vez de aprender de ellos se lanzan de lleno a la próxima tecnología».

Un caso particular es el de Coca-Cola, que ha intentado que los consumidores adopten una bebida de cola con sabor a café en dos ocasiones, primero en 2006 con la Coca-Cola Blak y una vez más en 2021 con Coca-Cola with Coffee, ninguna de las dos se mantuvo por más de dos años en el mercado en Estados Unidos.

El «Museo Failure» busca visibilizar el aprendizaje de los errores

Como señalan desde AdWeek, las marcas no se sumaron a la propuesta de Samuel West de forma inmediata. El fundador de este museo destaca que el proyecto nació para lograr que las personas compartieran sus errores, «sus preguntas tontas y sus ideas poco refinadas» sin que estas fuesen juzgadas negativamente.

Pero West no consiguió que las marcas se animaran a exhibir sus productos en el museo se que estrenó en Helsingborg, Suecia en 2017, «eso fue una llamada de atención, este tema era mucho más sensible de lo que pensaba» explica el profesional.

De esta forma, empezó a construir una colección comprando productos a través de sites como Craigslist o eBay, abriendo las puertas del museo con aproximadamente 60 artículos en exposición. Una vez el Museo Failure se convirtió en un éxito, marcas como Microsoft se sumaron a la propuesta para ofrecer sus productos menos populares al curador.

Ahora, personas en ciudades como Shanghái, París o Los Angeles han podido ver los productos de marcas como Apple, Nintendo, Sony, LEGO o Ford que fallaron en el mercado de forma estrepitosa, aprendiendo sobre los errores del pasado para no cometerlos en el futuro.

El museo cuenta actualmente con una colección de más de 150 productos, entre los que destacan una mascarilla rejuvenecedora que lanza descargas eléctricas, un amplio catálogo de smartphones fallidos o DVDs de un solo uso.

Si no puedes visualizar correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Estos influencers virtuales experimentan el dolor de no poder saborear un helado de Magnum en el metaversoAnteriorSigueinteEsta marca ofrece en España el trabajo soñado: 2.000€ al mes por dormir

Contenido patrocinado