líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Agencias de marketingFotografía de David González Natal, Socio y Director Senior de Engagement en LLYC

Hablamos con David González Natal (LLYC)

"Nuestra obsesión es trabajar para desarrollar marcas relevantes y conectadas con la conversación social", D. González Natal (LLYC)

Entrevistamos a David González Natal, Socio y Director Senior de Engagement en LLYC, tras el triunfo de "Invisible Soledad" en El Ojo de Iberoamérica.

David González Natal, Socio y Director Senior de Engagement en LLYC

«Invisible Soledad», la campaña lanzada por BBK y LLYC hace un año para concienciar sobre el problema de la soledad en personas mayores, ha sido una de las campañas triunfadoras en el festival El Ojo de Iberoamérica 2020, que tuvo lugar los días 25, 26 y 27 de noviembre en formato online. En total, la campaña logró cuatro Oros (Mejor Idea España, Gráfica y vía pública, PR y Sustentable); dos Platas (Media y Design) y un Bronce (Directo).

Con motivo de estos galardones, hemos entrevistado a David González Natal, Socio y Director Senior de Engagement en LLYC, área responsable de la campaña, para hablar de los hitos conseguidos por este proyecto, de los retos actuales surgidos a raíz de la crisis del coronavirus, del papel de la creatividad para superarlos y de sus objetivos de cara a los próximos meses.

En primer lugar, enhorabuena por los premios recibidos en El Ojo de Iberoamérica. ¿Qué supone para el equipo de LLYC recibir estos galardones en un año tan complicado debido a la crisis del coronavirus?

Para todo el equipo de LLYC es un paso importante en un camino que viene de lejos, enfocado en que la creatividad sea un motor de la compañía. En este tiempo hemos tenido la suerte de trabajar de la mano de clientes muy generosos como BBK, pero también Multiópticas (Screen Pollution), Coca-Cola (Generadores) o BBVA (El Sentido del cacao), entre otros. Clientes que nos han confiado proyectos donde la creatividad juega un papel fundamental y para los que antes a lo mejor no hubieran pensado en nosotros.

Que en un año tan complicado como este, ese camino de LLYC haya cristalizado en todos estos premios para “Invisible Soledad’ en el Ojo de Iberoamérica es muy emocionante y un aliciente para seguir mejorando. Además, tenemos que reconocer que nos hace especial ilusión el Oro a Mejor Idea de España ex aequo con Billetes de Bankinter, porque las alegrías compartidas con proyectos que admiras suman más.

«Invisible Soledad», campaña que realizasteis para BBK, ha cosechado ya 32 premios y reconocimientos. Un año después de su lanzamiento, ¿cuáles han sido los principales hitos logrados por esta acción?

Nuestra obsesión siempre es trabajar para desarrollar marcas cada vez más relevantes y conectadas con la conversación social. En el caso de «Invisible Soledad» se han cruzado muchos componentes que son ingredientes clave del éxito del proyecto y de su capacidad para impulsar una conversación que aún era minoritaria cuando lo lanzamos: la de la soledad no deseada de nuestros mayores. Destacaría la conexión entre el storydoing de la marca (lo que ya estaba haciendo BBK) y la conversación incipiente sobre el tema a través de una creatividad arriesgada y, sobre todo, el craft. Para nosotros, la construcción de la estructura de conversación de los proyectos y la máxima calidad de cada una de sus piezas son claves para que funcionen, tanto en este caso como en el reciente de la cuna de Multiópticas o en el de la última pajita de McDonald’s.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

Más allá de los resultados de impacto en redes sociales o en medios o el aumento de casi un 50% de inscripciones de voluntarios, creo que el hito más importante de este proyecto son los resultados en percepción de marca para BBK y la generación de un símbolo que ha multiplicado la atención sobre un tema tan relevante, más ahora con la pandemia. A nivel de reconocimientos, además de todos estos Ojos ahora, los mejores momentos han venido de nuestro primer Andy, del Oro en los Eficacia, el Grand Prix en los IPRA AWARDS o los premios en el Brand Film Festival de Londres. También los reconocimientos en el cdc e Inspirational suman mucho, por eso de que siempre te hace más ilusión cuando te reconocen en casa.

Con la llegada de diciembre, toca hacer balance de este año atípico y lleno de desafíos. ¿Cómo ha afrontado LLYC estos retos y cuál ha sido su foco en los últimos meses tanto a nivel interno como con los clientes?

Nuestro foco en los últimos meses ha sido estar cerca de nuestros clientes. Siempre es la clave para todos los que formamos LLYC, pero ahora más que nunca era muy importante estar pegados a sus necesidades, flexibles y apostando por la creatividad como una vía para navegar tiempos complejos e inciertos, frente a soluciones precocinadas. En ese mismo sentido, nuestros empleados han estado en el centro de cada decisión que hemos tomado en la compañía, priorizando su bienestar y combatiendo la incertidumbre con comunicación y empatía.

«La creatividad tiene que construir al servicio de la estrategia para elevarla a otro nivel»

¿Qué papel juega la creatividad a la hora de ayudar a las marcas a navegar en tiempos de pandemia?

En los últimos años hemos visto cómo la creatividad ha evolucionado de ser un skill profesional a una prioridad de las organizaciones. La pandemia no ha dejado de acentuar este camino, porque más que nunca en un entorno de incertidumbre y enfrentados a la disrupción se impone hacerse nuevas preguntas para llegar a nuevas soluciones. Creo que ya no tiene ningún sentido que sigamos definiendo a sectores completos como industrias creativas, ahora simplemente hay empresas que son más o menos creativas, se dediquen a lo que se dediquen. En el caso concreto del trabajo con la disciplina de marca, creo que la creatividad tiene que construir al servicio de la estrategia para elevarla a otro nivel y huir así del mundo de las ocurrencias más o menos creativas.

¿Qué es lo que demanda el consumidor actual y cómo deben dar respuesta las marcas y agencias a sus nuevas necesidades?

Te diría que más que nunca está claro que lo que demanda el consumidor es empatía y valor. Marcas que comprendan sus necesidades, sus momentos y sus motivaciones y que respondan aportando un valor que ya no se traduce solo en el producto o servicio que ofrecen, sino también en las realidades de toda su actividad y en los significados que impulsan. Las agencias tenemos que conseguir un buen equilibrio entre flexibilidad y cercanía al cliente en un extremo y rotundidad y anticipación, ir un paso por delante de los clientes, en el otro.

A medida que las necesidades de nuestros clientes se vuelven más complejas, las divisiones habituales entre tipologías de agencias tienen cada vez menos sentido. Los clientes necesitan partners de confianza con los que se sientan seguros para asumir riesgos, porque sin tomar riesgos no van a avanzar. Pretender hacer ese acompañamiento solo desde una técnica (sea la publicidad, el pr, el branded content, el data analytics, etc.) no tiene sentido. Y pretender hacerlo desde una estructura fija de agencia tampoco, porque nunca vas a ser capaz de hacer todo bien, por lo cual igual de importante es poder ser la figura de referencia para el cliente, que trabajar después desde una perspectiva de ecosistemas que permitan abarcar todas las dimensiones de los desafíos y multiplicar los puntos de vista.

«Seguiremos reforzando los cruces entre tecnología, creatividad y una visión muy humanizada de las marcas»

¿Qué le espera a la industria creativa en 2021? ¿Qué cambios/tendencias que han surgido en 2020 permanecerán con nosotros?

Como decía antes, a la ‘industria creativa’ le espera despegarse un poco de esa etiqueta y ser capaz de demostrar que puede ayudar a que la creatividad se extienda dentro de las organizaciones, porque solo así ganaremos todos. Yo más que hacer predicciones, os diré más bien que espero que lo que no vaya hacia atrás de ninguna manera es la transformación de las marcas a través de un liderazgo más humano. Es algo que hemos visto en todo su esplendor en estos últimos meses y que estamos defendiendo junto a Picnic y DDB a través de la plataforma Stayhuman. Las organizaciones tienen que poner de verdad a las personas en el centro de todo lo que hacen.

¿Cuáles son vuestros objetivos de cara a los próximos meses?

Seguiremos reforzando los cruces entre tecnología, creatividad y una visión muy humanizada de las marcas porque estamos convencidos de que ahí se encuentra una de las claves de nuestra profesión en este momento. Tenemos proyectos apasionantes por delante en los que ya estamos trabajando y esperamos que vengan muchos más. Además, somos un grupo de convencidos de que estamos en la era de la colaboración, así que a las que hemos puesto este año en marcha, como Future Leaders con Trivu o Stayhuman que mencionaba, añadiremos más siempre que pensemos juntos podemos ir más lejos.

Norauto adjudica su cuenta de medios a Infinity MediaAnteriorSigueintePróxima estación by eLive Events, un nuevo multiespacio para eventos híbridos de la mano de 4foreverything

Noticias recomendadas