Agencias

Omnicom y Publicis cancelan su fusión entre iguales y "matan" al gigante que nunca lo fue en realidad

publicis-omnicomDurante las últimas semanas se venía hablando de que la fusión entre Omnicom y Publicis pendía de un hilo. Pues bien, parece que los rumores andaban bastante bien encaminados. Los dos holdings publicitarios anunciaron ayer que su proyectada fusión entre iguales no se llevará finalmente a cabo.

Según explican Omnicom y Publicis en un comunicado conjunto, la imposibilidad de llegar a un acuerdo entre ambas ha derrotado finalmente su tan cacareada fusión.

Uno de los principales obstáculos con los que se han topado ambas compañías en sus negociaciones ha sido la dificultad para “cerrar la transacción en un plazo razonable”.

De ahora en adelante Omnicom y Publicis quedan liberadas de los compromisos que adquirieron en su día cuando anunciaron su fusión. En este sentido, ninguna de las compañías deberá pagar la cuota de 500 millones de dólares fijada en su día como sanción si alguna de las partes decidía poner punto y final al acuerdo de fusión de  manera unilateral. La decisión de poner punto y final al proceso de fusión ha sido tomada de mutuo acuerdo entre ambas partes.

“Los retos a los que todavía quedaban por superar, además de la lentitud de los progresos, han creado un nivel de incertidumbre perjudicial para los intereses de ambos grupos y de sus empleados, clientes y accionistas. Por ello hemos decidido de forma conjunta seguir nuestros caminos independiente, siendo competidores, pero con un gran respeto por los demás”, explican John Wren (Omnicom) y Maurice Lévy (Publicis) en un comunicado conjunto.

Para Wren y Lévy que la fusión de sus empresas haya finalmente fracasado es no sólo una situación bastante violenta y embarazosa sino también una amarga derrota personal. Al fin y al cabo, las dos máximas cabezas visibles de Omnicom y Publicis anunciaron a bombo y platillo el pasado verano en París su fusión para la creación del holding publicitario más grande del mundo.

En un principio estaba previsto que la fusión de Omnicom y Publicis se cerrara a finales de 2013. Sin embargo, muy pronto este calendario inicial demostró ser poco realista, a pesar de que la UE no tarda en dar su bendición a la fusión.

Una vez aplazada la fusión, Omnicom y Publicis se fijaron el primer trimestre de 2014 como plazo para concluir su acuerdo. Aun así, como tampoco pudieron cumplir este segundo plazo, empezaron poco después a hablar del tercer trimestre de 2014 como fecha límite para la conclusión de su fusión.

A la hora de concluir su acuerdo de fusión, Omnicom y Publicis se han topado con importantes obstáculos por parte de las autoridades chinas de la competencia y también por parte del fisco. Además, las compañías no han podido ponerse de acuerdo sobre el nombramiento de importantes puestos directivos dentro del nuevo holding fruto de su fusión.

Ahora que sus negociaciones han fracasado, Lévy y Wren se empeñan de todos modos en minimizar el impacto negativo de la prematura “muerte” de la fusión de sus dos empresas. La fusión “fue siempre una oportunidad y nunca una obligación”, recalca Lévy.

No obstante, y pese a las tranquilizadoras palabras de Lévy, está claro que tanto a él como a su colega Wren el fracaso de la fusión de Omnicom y Publicis podría costarles muy caro. Aunque nunca ha llegado a ser efectiva, la proyectada fusión ha originado importantes costes para ambas empresas y eso no va a gustar probablemente a los accionistas de ambos holdings.

El verdadero beneficiado del fracaso de la fusión de Omnicom y Publicis es en realidad Martin Sorrell, que gracias al revés de sus competidores, podrá ser presumiendo de ser el consejero delegado del grupo publicitario más grande del mundo: WPP.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir