Agencias

Por qué en las agencias de publicidad la arruga (inexplicablemente) no es bella

agenciasVivimos en una sociedad que, nos guste o no, languidece por momentos. Nuestra pereza reproductiva nos está condenando a ser una sociedad de ancianos con una mano de obra que encoge por momentos. En España, sin ir más lejos, las personas mayores de 65 años representarán en el año 2050 el 30% de la población.

Con estos datos en la mano sorprende, sin embargo, que un sector como el publicitario, que estaría absorber como una esponja los cambios sociales que tienen lugar a su alrededor, siga bebiendo los vientos por la eterna juventud, de cara a la galería y también de puertas para adentro.

¿Cómo, si no, se explica que en la industria publicitaria todo aquel con más de 40 años sea tachado poco menos que de “viejo”? A los únicos que se les perdona el delito de ser “viejos” es a los pocos que tienen la suerte de ser “jefazos”.

Esta que es la tónica habitual en países como España y Alemania cambia afortunadamente en otros mercados como el estadounidense y el británico. En Estados Unidos y Reino Unido hay todavía publicitarios que, con más de 60 años y sin títulos de relumbrón de por medio, siguen en activo y, lo más importante, son apreciados por sus compañeros de profesión y por sus clientes.

En otros países es perfectamente posible que un publicitario envejezca sin acumular títulos rimbombantes sobre sus espaldas y sin ser objeto de la compasión por el imperdonable pecado de ser “talludito”.

Si un “copy” quiere terminar su carrera alumbrando textos publicitarios y es feliz haciéndolo sí, ¿por qué debería tomar otro rumbo profesional? Si un director de arte no tiene ganas de dirigir equipos sino que lo que realmente desea es seguir formando parte de esos equipos, ¿por qué debería verse forzado a ascender en la escalera corporativa?

Por muy bueno que sea en su trabajo, un “copy” no tiene por qué tener madera de líder. Y está bien así. Se puede ser un buen “copy” con 20 años y también con 50 años. No empeñamos en creer que no, pero la arruga es bella en las agencias de publicidad y lo es más allá de los estamentos directivos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir