líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué de las vergüenzas de las agencias de medios son también responsables los clientes

agenciasDesde que la Asociación de Anunciantes de Estados Unidos (ANA) publicara el pasado mes de junio un polémico informe en el que denunciaba la supuesta ausencia de transparencia de las agencia de medios, estas últimas están en el ojo del huracán, y no sólo al otro lado del charco sino también en la vieja Europa.

No obstante, y ante la gravedad de las acusaciones, las agencias de medios están saltando a la palestra para defender la que consideran su verdad. Es el caso de Klaus-Peter Schulz, portavoz de la Asociación de Agencias de Medios de Alemania (OMG), que asegura en declaraciones a W&V que todos los cargos que las agencias de medios cobran a los anunciantes corresponden a servicios 100% reales y libres completamente de «maquillaje».

Y no sólo eso. Schulz cree que en el debate en torno a los agencias de medios tienen también una importante parte de responsabilidad los anunciantes, que renuncian conscientemente a la tan anhelada transparencia. ¿Por qué? Porque, aunque a veces digan lo contrario, las marcas desean que el panorama mediático continúe tal y como está en la actualidad, ya que se benefician enormemente de él. A juicio de Schulz, las agencias de medios son “para los clientes un importante correctivo en términos de mercado”.

“Los clientes demandan sobre todo y ante todo condiciones”, argumenta Schulz. “Ninguna empresa está en realidad satisfecha con el prorrateo (oficial) y a la hora de la verdad desea beneficiarse, por lo tanto, de un prorrateo mayor del que realmente le corresponde”, señala el portavoz de la OMG.

Por esta razón, y aunque desde la OMG promueven que en los contratos firmados entre anunciantes y agencias de medios queden claras todas y cada una de las condiciones a ellos asociados, en la práctica muchas de tales condiciones se quedan en el limbo (para manipularlas quizás después en beneficio de los anunciantes).

 

Estos errores impiden a los marketeros hacer buenas migas con los influencersAnteriorSigueinteAirbnb es un fantástico vendedor de experiencias, sí, y también de humo

Noticias recomendadas