Agencias

Las agencias y su "postureo" con el Design Thinking

¿Realmente aplican las agencias el Design Thinking o solo lo predican?

Las agencias han predicado largo y tenido sobre la necesidad de adoptar el Design Thinking. Pero, ¿realmente lo están llevando a la realidad?

Design ThinkingLas experiencias más memorables, aquellas que consiguen formar parte de la cultura, suelen ser una intersección entre el storytelling y el diseño. Las historias ayudan a inspirar y conectar a las personas, mientras que el diseño es la herramienta ideal para acceder a nuestra imaginación cuando se está creando una historia impactante y memorable. Quizás es por ello que las agencias y las firmas de diseño no dejan de repetir lo mismo: Design Thinking.

Hoy en día, es más importante que nunca poder utilizar el poder del diseño y del storytelling para enriquecer el branding y las comunicaciones. Cada día los consumidores elevan sus expectativas, así que las marcas tienen cada vez más complicado sorprenderlos y generar su atención en un entorno visual totalmente saturado. Y, a la vez, los tiempos y los presupuestos se encogen.

Pero lo cierto es que la mayoría de agencias no están llevando a la práctica el Design Thinking. En un periodo realmente complicado para su superviviencia, no hacen más que señalar palabras como más rápido, más barato, más eficiente, más ágil o más infinito. Pero la tendencia, según 360.advertisingweek.com, es a que equipos más pequeños se ocupen de problemas más complejos. En algunos casos incluso se espera que un solo diseñador saque adelante todo el trabajo.

Pero, ¿cómo está afectando todo esto al producto? ¿Permite todo esto que se produzca un verdadero Design Thinking? Lo cierto es que si se encarga a un solo diseñador de todo el proceso de diseño, el producto será el resultado de un único punto de vista. En un mundo donde cada vez se busca más un Design Thinking global, la diversidad de puntos de vista aporta valor. Si no se tiene un equipo diverso en género, raza, cultura o edad, no se estará reflejando la propia complejidad del mundo.

Contando con un amplio rango de creativos, no solo se podrá pensar más rápido, también se podrán resolver los retos de diseño más deprisa. Si la meta es conseguir un gran diseño, hay que tener siempre en mente la importancia de la diversidad. Incluso aunque una sola persona pueda hacer las cosas más ágiles, rápidas y baratas, tendrá sus limitaciones.

Incluso los grandes diseñadores de la historia tuvieron grandes equipos y socios. Por ello hay que intentar luchar todo lo posible con los diseñadores solitarios y contratar equipos más diversos. Gracias a ello, se podrán atacar los problemas desde un punto de vista múltiple y conseguir ideas mucho más poderosas.

 

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir