Agencias

Si su agencia ha conseguido grandes clientes, ¿debería seguir aceptando a los pequeños?

Muchas pequeñas agencias quieren crecer muy rápido, o parecer más grandes de lo que son con el aterrizaje de grandes nombres de cuentas. Cuando se tienen campañas globales con millones de dólares, como pueden ser North Face, Oakley o Audi y se te acerca una empresa pequeña sin un nombre reconocido a nivel global, ¿qué haces? Se debe meditar, ¿merece la pena coger esta cuenta?

Tomar un cliente pequeño puede suponer algunos riesgos. Puede ser una importante distracción de recursos y diluir su cartera de clientes hasta el punto que parezca una agencia con poca estrategia o, lo que es peor, desesperada. Pero estos pequeños clientes también pueden ofrecer beneficios. Hay menos límites que con las grandes compañías, y con frecuencia asumen mayores riesgos, permitiendo el potencial de una gran libertad creativa, la innovación técnica y el impulso dinámico, explica Scott Mellin en Ad Age.

Teniendo en cuenta estas dos perspectivas totalmente opuestas, no es fácil decidir si se debe tomar una marca pequeña. Una buena idea para tomar una decisión puede ser hacerse algunas preguntas: ¿seríamos un consumidor de esta marca? ¿Refleja los valores fundamentales de la agencia? ¿Se ajusta a los clientes actuales y no representa una competencia? ¿Nos permite esta marca una gran creatividad o innovación? ¿Tenemos una buena sensación sobre la compañía, sus directivos y su propuesta de valor?

Incluso aunque sea muy selectivo, su listado de clientes podría ver con recelo una marca pequeña en la agencia. Pueden preocuparse por si está compitiendo por el tiempo y la atención de la agencia, o pensar que una marca que no sea global se reflejará negativamente en la reputación de la agencia. Es importante que sea un socio honesto, y comprobarlo con sus principales clientes antes de realizar este movimiento. Confírmeles que ha investigado plenamente la empresa y que cree firmemente que se alinea con los valores centrales de la agencia, así como que este pequeño cliente tendrá su propio equipo asignado.

Aunque esté jugando a lo grande, no es necesario que arroje a lo lejos las cuentas pequeñas. Estas pueden añadir una gran energía a la agencia y traer una nueva perspectiva a su base de clientes.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir