líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Campaña de Publicis para Jif

Este spot de Jif demuestra que la publicidad de crema de cacahuete puede ser épica

El último spot de la crema de cacahuete Jif recrea un escenario de caos en el que su protagonista se enfrenta a una invasión alienígena.

jif-crema-cacahuete-spot

Los spots publicitarios de crema de cacahuete tienen una larga tradición, especialmente en Estados Unidos. Pero ninguna campaña ha sido tan épica como la lanzada recientemente por Jif, la marca propiedad de Smucker. En 60 segundos, Publicis cuenta nada menos que la historia de un cinematográfico apocalipsis alienígena para promocionar el producto.

https://www.youtube.com/watch?v=-V8upuzBGkM

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

El vídeo, producido por Hungry Man en Los Ángeles, muestra a una joven que huye de alienígenas invasores en un escenario de caos. Cuando por fin encuentra refugio en un bunker en el que ya hay otras personas instaladas, la alegría por haber llegado a un lugar seguro se esfuma: en el bunker no encuentra su marca de crema de cacahuete favorita. Así que la chica vuelve a salir y se embarca en la peligrosa aventura de encontrar un bote, que finalmente consigue degustar en un supermercado abandonado, mientras en el exterior los extraterrestres campan a sus anchas, sin que a ella le preocupe lo más mínimo.

https://www.youtube.com/watch?v=Cxkn2TZTP2s

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

Además del anuncio principal, hay un segundo spot, mucho menos espectacular, en el que una mujer da de comer crema de cacahuete Jif a una ardilla en un parque. Inmediatamente, aparecen cientos de ardillas más; una de ellas, con apariencia bastante humana.

Ambas piezas han sido dirigidas por Wayne McClammy, que no es precisamente un desconocido en la industria. El legendario spot «Hump Day» de Geico en 2013 o el audiovisual de Amazon para la Super Bowl del año pasado «Alexa Loses Her Voice», por ejemplo, llevan su firma.

La digitalización también tiene su lado oscuro: el "burnout" o síndrome del trabajador 'quemado'AnteriorSigueinteLos usuarios no protegen sus cuentas aunque hayan sido hackeadas

Noticias recomendadas