Agencias

FGWF, la plataforma para impulsar la creatividad contra la violencia de los estudiantes

The One Club y MullenLowe quieren ayudar a los jóvenes activistas a acabar con la violencia

The One Club y MullenLowe crean una plataforma para que los estudiantes puedan mostrar sus ideas creativas para acabar con la violencia causada por las armas de fuego, llevando las mejores a la realidad.

violenciaInspirada por la reciente ola de activismo estudiantil que pide una mayor regulación de las armas, la agencia MullenLowe, en asociación con The One Club for Creativity, ha creado una plataforma para asegurarse de que las voces de esta generación son escuchadas por las personas correctas. Fight Gunfire With Fire (FGWF) fue lanzada la semana pasada como una red para conectar a estudiantes activistas contra la violencia con profesionales de la industria publicitaria.

Aunque los profesionales controlan el proyecto, son los estudiantes los que lo gestionan, puesto que son los más afectados por la violencia con armas. FGWF anima a los estudiantes a presentar sus propias campañas creativas para poner fin a la violencia. La red Creative Fire Council y The One Club elegirán las mejores ideas para desarrollarlas, como cuenta AdWeek.com.

Este Creative Fire Council incluye a Mark Wenneker, CCO de MullenLowe Estados Unidos, Kevin Swanepoel, CEO de The One Club, Kirk Baxter, ganador de un Oscar y partner de Exike, Keith Cartwright, executive creative director de 72andSunny, Jonathan Dayton y Valerie Faris, film directors de Bon Industries, Monte Frank, fundador de Team 26 y partner de Pullman & Comley, Kathy Hepinstall Parks, novelista y creative director, Susan Hoffman, CCO de Wieden + Kennedy,  Fernando Machado, global CMO de Burger King y Ida Woldemichael, creative director de Fire Safety un Fun.

El grupo explica su posición de forma más profunda a través de un vídeo que abre con las llamadas a emergencias durante los tiroteos estudiantiles. El vídeo describe a FGWF como una “fuerza creativa” con recursos, compromiso, rapidez, paciencia y colaboración que “no parará hasta detener la violencia con armas”.

“FGWF ha sido lanzado para targetizar a los estudiantes universitarios y de instituto que se encuentran entusiasmados de involucrarse, a la luz de los recientes eventos que han sacudido el país, pero quizás de una forma más expansiva”, explica Swanepoel. “No se trata de una competición restrictiva, se trata de encontrar ideas reales y accionables que puedan ayudarnos a resolver la epidemia de violencia con armas. Si podemos ayudar a salvar una vida, será lo más importante”.

Según Swanepoel, FGWF presentará su iniciativa a los estudiantes a través de los programas Young Ones Student de The One Club y Creative Boot Camps, que se acompañarán de publicidad y diseño en escuelas de todo el mundo. Su target específico está constituido por estudiantes de universidad e instituto, que han sido los principales líderes de las coaliciones contra la violencia, como March For Our Lives.

“El trabajo de estos estudiantes nos ha inspirado a todos a utilizar nuestros talentos y habilidades para marcar la verdadera diferencia en nuestras comunidades”, expresa Machado. “Espero que podamos jugar un papel que ayude a echar gasolina a un fuego que ha probado ser una fuerza poderosa“.

Aunque no saben el número de campañas que escogerán para traer a la vida, animan a los estudiantes a crear ideas realistas y de bajo presupuesto. Todas las entradas se pueden registrar online y serán revistadas con los estudiantes que tuvieron las mejores ideas, presentadas a sponsors como agencias, productoras, marcas y organizaciones sin ánimo de lucro que puedan desarrollar sus ideas.

“Animamos a los estudiantes a mandarnos tantas ideas como tengan“, expresa Swanepoel. No hay ninguna tasa por participar, por lo que, como señala, no hay una barrera económica a la participación. Wenneker, de MullenLowe, añade que no buscan en realidad el trabajo de los estudiantes. Buscan que despierten.

“No se trata del derecho de portar armas”, afirma. “Se trata del derecho de nuestros hijos de ir a la escuela. Allí pueden crecer y convertirse en humanos buenos y listos. Es una tarea muy complicada cuando tienes un rifle apuntándote”.

Te recomendamos

JCDecaux

Mundial

Katapult

Cannes

Compartir