Agencias

Talento + tecnología = futuro de las agencias de publicidad

El tiempo de las agencias publicitarias (tal y como las conocemos) ha llegado a su fin

Si las agencias de publicidad quieren hablar de futuro y rentabilidad deberían comenzar a remodelar las bases de sus anquilosados negocios.

reloj_arena"El modelo de negocio de las agencias publicitarias se basa en una sola idea: cobrar más de lo que usted está pagando".

Con esta dura reflexión comienza David Bain, socio fundador de BMB su análisis de la situación de la industria publicitaria en Campaign.

Uno de los mayores costes para las empresas publicitarias reside en los espacios en los que trabajan y el talento que contratan para que las ideas de sus clientes se transformen en creativas y atractivas campañas.

Pero el modelo de negocio sobre el que se han venido construyendo las agencias publicitarias en las últimas décadas parece estar llegando a su fin. “Se está convirtiendo en un modelo difícil de sostener de sostener. No por razones éticas o políticas. Lo es por razones capitalistas”.

La publicidad se encuentra en un estado al que muchos se refieren como "market failure". Partimos de la base de que los mercados crean una distribución eficiente de bienes y servicios, con fuerzas competitivas que logran crear valor fomentando la innovación.

Una fotografía en la que, supuestamente, los compradores obtienen lo que necesitan a un precio equitativo y son los mejores proveedores los que prosperan a través de la venta.

Ahora este mercado se ha roto. Existe un exceso de oferta de agencias y hay una competencia similar en todas las disciplinas con presupuestos que reportan pocas variaciones. Esto se traduce en una presión a la baja por lo que hay barreras casi nulas para todos aquellos que quieran acceder al mercado.

Esto hace que los gigantes puedan comprar los servicios a los más pequeños.

Motivo por el que las agencias están respondiendo de la forma más “racional” que pueden. Y esto pasa por el control de los costes mediante la reducción de personal de alto nivel, con plantillas más jóvenes y que cuestan menos.

Nos encontramos ante una fotografía en la que el número de agencias no cesa en su proliferación mientras el talento va quedándose por el camino extraemos del discurso de Bain.

Las agencias tienen que esforzarse en ser más ágiles, con equipos más pequeños y que se ajusten al talento de cada miembro. Suena duro, pero las agencias deben enfocarse únicamente en las actividades de valor agregado y comenzar a eliminar todo lo demás.

Necesitan una transformación de su cultura para ser rentables en su día a día. Pero la cultura empresarial no puede cambiarse si la empresa continúa actuando de la misma forma y aquí la tecnología puede desempeñar un papel muy importante.

La automatización basada en la inteligencia artificial está consiguiendo hacer verdaderos progresos. Hay que encontrar el equilibrio entre la tecnología y el talento humano.

Es hora de que las agencias cuenten con una nueva visión basada en inspirar y recompensar (además de capacitar) a las personas con mayor talento y más creativas de su negocio.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir