líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Agencias de marketingMano agarrando un teléfono antiguo sobre fondo amarillo

Descubrimos la transcomunicación de la mano de AMT Comunicación

La transcomunicación, la filosofía que transformará por completo la industria de la publicidad

Con tantos canales a nuestra disposición, ¿cómo conectar con los consumidores? AMT Comunicación ha encontrado la respuesta en la transcomunicación, una filosofía en la que lo primordial es el mensaje y el trabajo conjunto.

No, la transcomunicación no es una técnica de comunicación para contactar con el “más allá”. La transcomunicación es el modelo de trabajo en el que la agencia AMT Comunicación lleva trabajando durante el último año y que está revolucionando por completo la industria de la comunicación y la publicidad gracias a su filosofía basada en la idea y el trabajo conjunto.

La transcomunicación es un modelo de trabajo único que nace de la necesidad de resolver problemas diarios que se producen entre agencias y anunciantes. Por ello, AMT, que nació como agencia de RRPP, se convirtió en una agencia de comunicación creativa que aporta un nuevo valor.

Esta nueva forma de trabajar, nos explica Álvaro Montoliu, CEO y fundador de la compañía, reside en que, dentro de una misma agencia, los diferentes departamentos trabajan un mismo breaf para dar con una “Big Idea”, que puede salir de cualquier equipo y, a partir de ahí, bajarla por los distintos posibles canales que existen. “El mensaje es siempre el mismo, independientemente del canal”, explica; a lo que Patricia Pérez-Romera, CEO & partner en AMT añade: “la idea es lo importante, y, a partir de ahí, tener capacidad suficiente para adaptarla a los distintos canales que existen hoy en día”.

Imagen transcomunicacion

Para explicar este concepto de forma visual, Montoliu recurre a la teoría de las tres pelotas: “si lanzas tres pelotas a la vez a una sola persona es posible que no logre coger ninguna de ellas; sin embargo, si lanzas solo una, casi con total seguridad, la cogerá”. Esto mismo es lo que sucede cuando a un consumidor se le avasalla a mensajes a través de distintos canales; por ello, la transcomunicación se centra en hacer llegar el mensaje al consumidor, “el canal a través del cual hacerlo, ya se verá”, asevera Montoliu.

La gran particularidad de este modelo es que se trabaja desde todos los perfiles, desde el principio del proceso

A priori, este modelo de trabajo puede confundirse con el de una agencia 360, pero nada más lejos de la verdad, y es que, las agencias 360 suelen externalizar muchos de los procesos, mientras que en AMT se hacen 100% in house. La gran diferencia de este modelo es que se trabaja desde todos los perfiles, desde el principio del proceso. “Al trabajarse la idea de forma conjunta, el nivel de conocimiento es mucho mayor”, apunta Pérez-Romera.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí.

Para Iván de Cristóbal, director general de la compañía, otra de las diferencias de la transcomunicación es su filosofía, que tiene un enfoque interno y uno externo. A nivel interno, de Cristóbal explica que la transcomunicación es una forma de trabajar en la que no existen los departamentos estancos, sino profesionales con diversas especialidades que ofrecen soluciones. A nivel externo, de Cristobal apunta que con esta estrategia se saca el máximo partido al canal y se llega a cada audiencia con el mensaje adecuado.

A esta filosofía de agencia se une el requisito indispensable de que cada director de área debe tener ilusión de hacer las cosas diferentes y, al menos, un mínimo de experiencia de siete años en una multinacional, nos explica Montoliu, pues “eso les da una visión más amplia del sector y de cómo hacer las cosas”.

2020, la confirmación de la transcomunicación

Desde su fundación en 2006, AMT ha crecido año tras año y uno de los motivos que ha impulsado este crecimiento ha sido, sin lugar a dudas, la transcomunicación. Un claro ejemplo de ello es que la compañía, lejos de derrumbarse en 2020, ha creado nuevas líneas de negocio, ha conseguido nuevas cuentas e, incluso, se han incorporado nuevos talentos al equipo.

Y es que 2020 ha marcado un antes y un después, acelerando la transformación digital lo equivalente a cinco años, cambiando con ello los modelos de consumo. Ante esta nueva realidad, la transcomunicación se presenta como una solución ideal, pues es muy líquida, lo que permite trabajar con distintos canales y de forma más flexible. Gracias a este método, los mensajes se pueden trasladar de forma inmediata a nuevos canales.

«No somos la agencia del cliente, somos la extensión natural de su equipo de marketing»

Los clientes, los precursores de la transcomunicación

Para el equipo de AMT, la transcomunicación no podría existir sin clientes valientes a los que les guste romper las reglas del juego y que apuesten por ella. Son muchos los anunciantes que confían ya en esta metodología, y es que presenta grandes ventajas, principalmente, la economización de su tiempo.

La transcomunicación es una metodología 100% enfocada en los resultados del cliente; en hacer una comunicación más eficaz y obtener mejores resultados. “No somos la agencia del cliente, somos la extensión natural de su equipo de marketing”, asegura de Cristóbal, que hace referencia a la idea de consultoría de propósito: “Todos los clientes se tienen que reinventar. Intentamos ser retadores, adelantarnos y empaparnos del propósito de la compañía”.

Entre los clientes que ya han confiado en la transcomunicación encontramos Mobile World Capital, Junta de Andalucía, AENA; RCD Espanyol, Rakuten o Innjoo.

Reloj innjoo

La transcomunicación nos hace ver que no somos tontos

Un claro ejemplo de la efectividad de la transcomunicación podemos encontrarlo en la acción que AMT llevó a cabo con Pan de Masa Lenta MUM, para la promoción de una barra de pan diario. Para esta acción, que buscaba reclamar y poner en valor al panadero artesano, al panadero de toda la vida, la estrategia de Transcomunicación fue apalancarse en el refranero español: “Pan con Pan, comida de tontos” y solicitar un cambio a la RAE “Pan con Pan, comida de todos”. ¿O es que nunca has dado un bocado al pan saliendo de la panadería o mientras se espera el primer plato? ¿Y por eso eres tonto? Aquí el video case: una BIG IDEA que baja por diferentes canales.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí.

Si te ha gustado esta noticia, no te olvides de compartirla en tus redes sociales.

DatMean se convierte en el primer socio local de LiveRamp en EspañaAnteriorSigueinteLabelium lanza una nueva unidad de negocio especializada en el ámbito digital audiovisual: Labelium Play

Noticias recomendadas