líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tras 25 años de relación, TBWA\Chiat\Day dice adiós al icónico conejito rosa de Energizer

bunny_energizer

Con toda probabilidad, el mítico conejito de Energizer seguirá protagonizando las campañas de la marca de pilas y baterías, pero la agencia que lanzó al estrellato a esta popular mascota no será la encargada de elaborar sus nuevas creatividades.

Y es que aunque TBWA \Chiat\Day no creó el conejito de Energizer, consiguió convertirlo en uno de los personajes más reconocidos a nivel publicitario. Tras 25 años al frente de esta cuenta, la agencia ha decidido rechazar la nueva propuesta de Energizer, que se plantea ahora revisar su estrategia publicitaria.

En declaraciones para Adweek, un representante de la agencia afirmó que “tras 25 años de trabajo, tenemos un gran respeto hacia la marca Energizer. Juntos hemos construido uno de los iconos publicitarios más reconocidos y queridos de los últimos tiempos. Su modelo de negocio ha cambiado y, como consecuencia, sus objetivos han sido alterados. Las nuevas metas ya no están en sintonía con nuestra agencia. Recibimos su propuesta y, tras considerarla cuidadosamente, hemos decidido no participar en ella. Les deseamos todo lo mejor en esta nueva etapa”.

energizer_bunny

Energizer  destina alrededor de 45 millones de dólares (algo más de 41 millones de euros al cambio) anuales a publicidad. Por el momento, la marca no ha emitido declaración alguna.

El mítico conejo rosa con gafas de sol no sólo hizo sus pinitos en el mundo publicitario protagonizando spots de baterías, sino que también anunció productos como vino, café, medicamentos, jabones y servicios telefónicos, que pertenecían a marcas pertenecientes a otra de las divisiones de la compañía.

El concepto del conejito asociado a la larga duración de las baterías no fue una idea original de Energizer, sino de su eterno competidor,  Duracell. Esta conocida marca lanzó un spot en el que aparecían unos simpáticos conejitos tocando el tambor que, poco a poco, iban perdiendo energía.

En 1989, Energizer movió ficha y, junto a la agencia DDB, ideó una parodia del anuncio de Duracell. En él, su propia versión del conejito irrumpía enérgicamente en la escena con un tambor gigante.  ¿El objetivo? Demostrar que las baterías de Energizer superaban en calidad y duración a las de su competidor.

 

 

¿Le gusta el shopping? Amazon le permite ahora trasladar sus orgías de compras a Fire TVAnteriorSigueinteEl Festival El Sol ya tiene nuevo Consejo Asesor para los próximos dos años

Noticias recomendadas