Agencias

Uteca celebra la nueva Ley General Audiovisual, aunque no queda satisfecha

Uteca celebra la nueva Ley General Audiovisual, aunque no queda satisfechaA pesar de que los anunciantes y gran parte del sector audiovisual abogaban por un límite menor en cuanto a la emisión publicitaria, Uteca celebra que el Congreso de los Diputados haya aprobado definitivamente la Ley General de la Comunicación Audiovisual (LGCA). La ley fija el máximo de minutos emitidos en 12, pero a estos se le suman cinco de autopromoción. Las televisiones privadas representadas por Uteca creen que esta nueva ley había sido demandada por el sector desde hace muchos años, y aunque consideran que “no satisface plenamente las aspiraciones de todos los afectados, es un hecho contrastable que resuelve positivamente buena parte de lo defendido con honestidad y sentido común por cada uno”.

Para Uteca, la LGCA será un buen marco de referencia para el sector y felicita públicamente a la Vicepresidenta Primera del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega y a sus colaboradores, “por el esfuerzo personal, siempre con el apoyo del Presidente, que ha dedicado estos años a sacar adelante con valentía una ley difícil y complicada que atañe a un sector cada vez con mayor peso y trascendencia en la economía, cuyos contenidos y su demanda forman parte de la vida cotidiana del ciudadano actual”.

Uteca agradece también a los partidos políticos, principalmente al PSOE, a CiU y al PP, el apoyo parlamentario que han dado al texto. La Asociación anuncia que seguirá defendiendo sus intereses en otras instancias nacionales e internacionales, porque “la LGCA no soluciona todos los problemas complejos que atenazan aún a los medios audiovisuales, principalmente aquellos referentes a la propiedad intelectual, la publicidad en las televisiones públicas autonómicas y municipales, los contenidos y las obligaciones de servicio público de la televisión pública, la inversión obligatoria en cine y la limitación publicitaria que impone la UE al sector privado”.

La Ley establece que el tope de publicidad por hora será de 12 minutos, pero se permiten otros cinco para las autopromociones. La ley interpreta que estos programas y anuncios “no se consideran comunicación comercial”. La publicidad estará claramente diferenciada de los programas mediante mecanismos acústicos y ópticos “según los criterios de la autoridad audiovisual competente”. El nivel sonoro de los anuncios no podrá ser superior al nivel medio del programa anterior.

Las películas y los informativos se podrán interrumpir cada 30 minutos. Los infantiles, también, siempre y cuando duren más de media hora. En el caso de las retransmisiones deportivas podrán ser interrumpidas cuando el juego se encuentre detenido. Se autoriza el emplazamiento de producto dentro de series, películas o documentales

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir