Agencias

WPP dejará su oficina en la londinense Farm Street

WPP abandonará su cuartel general en Londres para cortar vínculos con la era Sorrell

WPP ha decidido buscar una oficina más moderna y atractiva y abandonar su cuartel general en la londinense Farm Street, cortando todo vínculo con Sorrell.

WPPWPP quiere cortar todos los lazos posibles con la era de Martin Sorrell. Por ello, el holding ha decidido abandonar su sede en Londres, situada en Farm Street, después de más de 30 años, para buscar "una oficina más moderna y atractiva". La decisión de abandonar dicha oficina, situada en uno de los distritos más concurridos de la capital británica, ha sido tan abrupta como la salida el pasado mes de abril del hombre que hizo el holding a su imagen y semejanza.

Mark Read y Andrew Scott, chief operating officers del holding (y que pasaron buena parte de sus carreras trabajando en Farm Street) han comunicado al personal la necesidad de buscar un nuevo hogar para la compañía. El plan es trasladar la sede de forma temporal hasta Sea Containers, donde se encuentra la sede renovada de Ogilvy y Wavemaker.

"Estamos revisando nuestro entorno de trabajo para que se ajuste a su propósito y esté listo para nuestros nuevos requisitos y, específicamente, para crear una oficina más moderna y atractiva, adaptándose mejor a nuevas formas de trabajo más colaborativas", han afirmado.

Read y Scott consultarán al personal de la sede durante septiembre, antes de que se produzca la mudanza. Están evaluando varias ubicaciones, incluida Westbourne Terrace, al oeste de Londres, donde también mantienen personal de algunas de sus empresas matrices. Su ambición a largo plazo es que todo el personal de WPP se encuentre bajo un mismo techo pero saben que no es factible a corto plazo.

Pero muchos, como Lorna Tilbian, ex head of media en Numis Securities y ahora directora no ejecutiva de M & C Saatchi, afirman que se trata de un movimiento significativo cuyo objetivo principal es distanciarse de la era Sorrell.

La dirección del holding lleva establecida en el 27 de Farm Street desde que Sorrell tomase el control de J Walter Thompson en 1987, pues en dichas oficinas se había situado anteriormente la sede europea de JWT. Es decir, un año después de convertirse en el chief executive de WPP y dos años después de haber adquirido en Kent la compañía primigenia del gigante publicitario, Wire & Plastic Products.

El holding se mantuvo en el 27 de Farm Street incluso cuando se convirtió en un auténtico gigante, con una facturación anual de 15 millones de libras y 130.000 empleados. De los mismos, actualmente trabajan alrededor de 30 en Farm Street, ocupados de supervisar áreas clave del negocio, como finanzas, legal, propiedad, fusiones y adquisiciones o comunicación, según CampaignLive.co.uk.

A Sorrell le gustaba el modesto edificio de Farm Street porque enviaba un mensaje de prudencia y austeridad. "Estaba muy interesado en que el holding agregase valor desde el centro. Sintió que mudarse a unas oficinas más palaciegas no daría la impresión correcta", señala Tilbian. Además, su ubicación también facilitaba las reuniones con clientes y contactos. "No estaba interesado en trabajar en un palacio. Estaba interesado en construir un imperio".

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir