Agencias

La cuatela le sale cara a WPP en la bolsa

WPP afronta 2018 con cautela y sus títulos descienden a los infiernos bursátiles

wppLos inversores han decidido castigar a WPP, el holding publicitario más grande del mundo, con un batacazo de aúpa en los mercados bursátiles.

Tras presentar los resultados (no demasiado brillantes) correspondientes al año 2017 y mostrarse cauteloso de cara al desarrollo de su negocio a lo largo de los próximos meses, los títulos del grupo capitaneado por Martin Sorrell se han desplomado un 13% en la bolsa.

También se están cotizando a la baja los títulos de uno de los mayores rivales de WPP, Publicis, cuyas acciones registran actualmente pérdidas del 4%.

Aunque 2018 viene con un puñado de importantísimos eventos bajo el brazo (las Olimpiadas de Invierno, el Mundial de Fútbol y las elecciones del congreso en Estados Unidos), WPP espera cerrar el año con cifras de crecimiento extraordinariamente modestas.

Tanto desde el punto de vista de los ingresos como de los beneficios, Martin Sorrell, CEO de WPP, vaticina un claro estancamiento para la empresa que lidera.

Al fin y al cabo, los números no sonrieron tampoco en exceso a la compañía en 2017. El año pasado la facturación del holding británico retrocedió un 0,3% hasta los 15.270 millones de libras (17.430 millones de euros).

Y tampoco le fue mucho mejor a la compañía en el capítulo referido a los márgenes de beneficios que retrocedieron hasta el 17,3%, un 0,1% menos que en 2016.

Donde más brotes verdes echó WPP en el último año fue en su Reino Unido natal. En este mercado la compañía logró dar un acelerón a sus ingresos del 5%.

En cambio, en la región de Europa Continental Occidental la facturación se contrajo en un 0,3%.

“2017 no fue un buen año”, ha reconocido Sorrell, que ha atribuido los números a la baja de su compañía a los cambios derivados de la disrupción tecnológica, al descenso en los presupuestos publicitarios de los anunciantes y la influencia de inversores activistas y de capital privado. En el debilitamiento de negocio de WPP no habrían tenido nada que ver, según Sorrell, gigantes de internet como Facebook y Google.

Para hacer remontar su negocio WPP quiere dar una vuelta de tuerca a sus propias estructuras, por lo que la compañía seguirá enarbolando la bandera de la consolidación.

Hace sólo unos días WPP anunciaba la fusión de las agencias de relaciones públicas Burson-Marsteller y Cohn & Wolfe. Y el año pasado el grupo unía en santo matrimonio a las agencias de medios MEC y Maxus y agrupaba en una única compañía (Superunion) a cinco agencias de diseño.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir