La inteligencia artificial, la nueva y poderosa aliada del marketing

El marketing omnicanal está en su lecho de muerte, la inteligencia artificial lo postró allí

En un futuro no demasiado lejano los marketeros dejarán de lado el marketing omnicanal para poner todo el foco en la inteligencia artificial, que transformará para siempre su trabajo.

inteligencia artificialEn un futuro no demasiado lejano los consumidores convertirán a los asistentes pertrechados de inteligencia artificial (AI) en sus inseparables compañeros de viaje. Y a las marcas, que beben actualmente los vientos por el marketing omnicanal, no les quedará más remedio que forjar relaciones con el consumidor en las cada vez más ubicuas plataformas AI.

Lo más probable es que en los años venideros, en los que la inteligencia artificial no hará si apuntalar aún más su relevancia, los consumidores se decanten únicamente por una de múltiples plataformas AI que habrá a su disposición. Y esas plataformas AI tendrá un influencia determinante sobre los precios, las promociones y la relación entre marcas y consumidores, profetizan Niraj Dawar y Neil Bendle en un artículo para Harvard Business Review.

La actual obsesión de los marketeros con la creación de experiencias omnicanal terminará desvaneciéndose. A su creciente debilidad (y eventual defunción) contribuirá notablemente la transformación de las plataformas de inteligencia artificial en un poderoso canal de marketing, ventas, distribución y atención al cliente (todo a la vez).

Nawar y Bendle tienen el absoluto convencimiento de que los asistentes provistos de inteligencia artificial, excepcionalmente diestros a la hora de descifrar los hábitos y las experiencias del consumidor (del que aprenden de manera constante), serán capaces de echar el lazo a la confianza y la lealtad del cliente de manera más eficaz que cualquier otra tecnología de marketing.

Y el marketing, que antaño tenía una visión parcial y algo desaliñada del consumidor, será capaz de retener la información generada por el cliente y analizarla cotejándola con los datos puestos sobre la mesa por productos concretos.

La adquisición de clientes será sobre todo y ante todo una ciencia y pondrá el foco en un único canal (la inteligencia artificial) en lugar de posar sus ojos en múltiples canales. En este nuevo contexto influir en los algoritmos de las plataformas AI será vital a la hora de ganar la partida del marketing (convertido en amigo íntimo de la inteligencia artificial).

Precisamente por esta razón el product placement y las recomendaciones serán inevitables en las plataformas AI del futuro.

Una vez hayan atrapado al cliente, las marcas deberán esforzarse de manera constante para mantenerlo a su vera. A diferencia del consumidor actual, que peca habitualmente de perezoso y permanece fiel a aquellas marcas que mejor sirven a su propósito, el consumidor del futuro podrá, con la inestimable ayuda de los asistentes AI, evaluar de manera regular a las marcas que ya utiliza y estar además al tanto de empresas de nueva hornada que pueden satisfacer mejor sus deseos y necesidades.

Por esta razón las marcas que deseen imponerse sobre sus rivales en una nueva era gobernada por la inteligencia artificial no deberán conformarse con ganarse la confianza del cliente y deberán trabajar de manera constante para sondear en las entrañas del consumidor nuevas necesidades (quizás ocultas), concluyen Dawar y Bendle.

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir