Agotados los palcos VIP más caros para todo el Mundial de Brasil

maracanaLas primeras jornadas del Mundial de Brasil están dejando diferentes sensaciones. Por un lado hemos asistido a grandes encuentros como el disputado entre las selecciones de Italia e Inglaterra o batacazos como el de España frente a Holanda. Fuera del campo de juego, las protestas sociales continúan siendo la tónica que invaden las calles de Brasil frente al júbilo de algunos de los partidos.

Y es precisamente en los partidos donde la FIFA está encontrando mayores diferencias, y no precisamente por el nivel de juego de las selecciones participantes. Encuentros como el inaugural o el propio Italia-Inglaterra consiguieron llenos absolutos. mientras que las butacas vacías se han convertido en la seña de identidad de los partidos disputados entre las que se conocen como "selecciones secundarias". Y esto a pesar de que la FIFA ha anunciado que tan sólo le quedan 10.000 entradas por vender.

Aunque está costando llenar las gradas en todos los encuentros de la Copa del Mundo, lo cierto es que la FIFA no está teniendo ningún problema con los aficionados más pudientes ya que ha conseguido vender todas las plazas disponibles de los palcos VIP más exclusivos para todos los encuentros que restan hasta el final del evento deportivo.

Un dato llamativo si tenemos en cuenta que el precio de estos asciende hasta los 100.000 dólares por cada partido. Eso sí, en estos palcos los encuentros se ven desde una suite de diseño con todo lujo de comodidades que van desde acceso a las butacas con mejores vistas de los estadios a comida y bebida de categoría premium con servicio incluido. Este tipo de paquetes estaban disponibles para los 19 partidos que albergan las sedes de Río de Janeiro, Sao Paulo y Belo Horizonte.

La única opción que le queda a aquellos que quieran asistir a alguno de los partidos es acceder a una habitación privada de calidad inferior y que deberemos compartir. En el caso de la semifinal (se celebrará en Belo Horizonte) quedan disponibles plazas por 10.300 euros y las entradas VIP más baratas que están disponibles superan los 850 dólares (butacas individuales, con derecho a catering y bar en los puestos cercanos al estadio). Estos precios son entre un 10% y un 15% más caros que los registrados en el Mundial de Sudáfrica de 2010.

Esto se ha convertido en todo un negocio y una nueva vía de ingresos para la FIFA. Esta reconoció que entre 2003 y el mundial celebrado en 2006, ingresó por este tipo de conceptos hasta 213 millones de euros. Durante el mes que duró el Mundial de Sudáfrica la FIFA obtuvo 120 millones de dólares con este tipo de contratos.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir