¿Por qué el análisis de datos no es rentable en la Copa del Mundo de Brasil?

imagen-brasil-2014 OKOKEl análisis de datos se ha convertido en uno de los grandes negocios y el mundo del fútbol no iba a ser menos. Son ya varias las compañías que centran su negocio en el análisis de los diferentes partidos para luego ofrecérselos a los clubes y, cada vez más, a los seguidores y medios de comunicación. Es por esto que el Mundial de fútbol de Brasil se ha convertido en la ocasión perfecta para estas compañías,

Opta, Prozone, e Infostrada han estado trabajando de forma muy dura durante lo que llevamos de Copa del Mundo para ofrecer los datos recogidos de los diferentes encuentros de forma atractiva para dar visibilidad a sus perfiles y atraer nuevos clientes.

Pero frente a la ventaja de la visibilidad mundial que ofrece el Mundial de Fútbol nos encontramos con su corta duración. En la mayoría de los casos, los analistas prefieren trabajar con los datos de varios deportes y centrarse en equipos y competiciones más regulares antes que en el Mundial que se celebra cada cuatro años.

Frente a las grandes competiciones europeas, la Copa del Mundo es un evento cuya duración alcanza un mes. La mitad de los 32 equipos participantes jugarán un máximo de tres partidos y tan solo cuatro llegarán a disputar siete encuentros. Los adversarios de cada equipo dependen del sorteo inicial por lo que en muchas ocasiones el rendimiento de los jugadores es prácticamente inútil frente a las grandes selecciones. Es por estas razones que los datos recogidos del Mundial de Fútbol son considerados como sesgados y no pueden ser comparados en el transcurso de varias temporadas.

¿Sirven de algo los datos del Mundial de Brasil?

Por lo tanto ¿pueden los analistas analizar los resultados de un equipo en una Copa del Mundo y lanzar un pronóstico sobre la misma para el siguiente Mundial? La realidad nos dice que no. Por un lado nos encontramos con que las selecciones no entrenan con la misma frecuencia. Por ejemplo, la selección de EEUU jugó seis partidos en el periodo previo al torneo. Tres menos que los que jugó por ejemplo el Manchester City en el mes de diciembre. Además la lista de convocados para cada Mundial varía mucho en función de factores como lesiones, edad o experiencia. Entonces ¿cómo podemos aprovechar los datos obtenidos en el Mundial de Fútbol?

A pesar de los desafíos presentados, la mayoría de estas empresas están publicando los datos obtenidos en los diferentes encuentros del Mundial de Brasil dejando que los aficionados y medios de comunicación los utilicen como mejor consideren. Por ejemplo, Prozone ofrece mapas individuales del porcentaje de posesión de los jugadores. MatchStory ofrece análisis resumidos de las diferentes actuaciones de los equipos comparándolos con los estadísticas conseguidas en sus equipos de procedencia y FiveThirtyEight ofrece una actualización constante de las diferentes predicciones del Mundial.

Estos datos pueden ser de utilidad para los periodistas deportivos a la hora de redactar crónicas sobre los partidos y ofrecen a los lectores la sensación de que la información es más completa al disponer de los diferentes datos de actuación de los equipos.

Pero a conclusión a la que está llegando la mayoría sobre la ambigüedad de estos datos es que la información obtenida en la Copa del Mundo de Brasil es tan útil como lo que queramos hacer con ella. Estos análisis ayudan a transformas estas estadísticas y datos en bruto en conocimiento y precisamente las variaciones que se producen en los diferentes campeonatos del mundo es lo que hace aún más interesante y emocionante el análisis de estos datos.

Te recomendamos

Outbrain

Somos quiero

A3media

T2O

Compartir