Eventos y Formación

19 EXPERTOS ANALIZAN EL FUTURO DE LA SOCIEDAD DESDE LA PERSPECTIVA DE LA COMUNCIACIÓN

Nota de Prensa:

La segunda edición del II Foro Internacional de Comunicación contó con la presencia del redactor jefe de The Economist John Micklethwait, el sociólogo francés Alain Touraine, el profesor del London School of Economics John Gray, el experto en Marca-País Simon Anholt y el presentador de Channel 4 News Jon Snow, entre otros destacados especialistas.

El Foro, organizado por la Asociación de Directivos de Comunicación Dircom, se celebró el 24 y 25 de octubre en la Fundación Ramón Areces de Madrid. Más de 250 profesionales de comunicación participaron en las jornadas en las que se estudiaron el proceso de globalización, el cambio climático, las características de la nueva sociedad, la inmigración o el papel de la comunicación en este complejo sistema.

Fernando Moraleda, Secretario de Estado de Comunicación, destacó en la inauguración de las jornadas la importancia de afrontar los desafíos que plantea la era global, donde Internet, la telefonía móvil, o la "devaluación de las palabras", suponen un cambio frente a los modelos unidireccionales de comunicación.

John Micklethwaitt, redactor jefe de The Economist, explicó en su ponencia que "la globalización es una consecuencia del libre comercio, pero tiene otra cara". Así, destaca que "la desigualdad no es un precio aceptable" al proceso de mundialización, puesto que es "absurda" la idea de que el mundo no será mejor con más igualdad. Dentro de las amenazas de la globalización, apuntó que "estamos rodeados por gobiernos muy débiles", refiriéndose a las principales economías mundiales como EEUU, Rusia, Francia o Reino Unido. Concluyó su ponencia afirmando que "estamos en la mayor etapa de crecimiento de la historia, y tenemos que estar preparados".

El célebre sociólogo francés Alain Touraine consideró la globalización como resultado de un capitalismo radicalizado, que supone además una "ruptura, sin capacidad de salida, de la sociedad". Con las antiguas instituciones en crisis, sólo queda el individuo. Y este individuo tiende a "resocializarse" en nuevas comunidades, que tienen el defecto de ser cerradas y hostiles entre sí. Para el sociólogo la creación de un referente universal es necesaria pues "la ciudadanía debe ir siempre por encima de lo comunitario".

En su intervención, John Gray, profesor de la London School of Economics, destacó contundentemente que "la globalización es un proceso irreversible", pues es imposible dar marcha atrás en un mundo donde la población crece aceleradamente y donde la sociedad no desea volver a un modelo económico precapitalista. Sin embargo, cree que los graves problemas de la globalización, principalmente la crisis energética, pueden solucionarse.

El creador del Anholt Nation Brands Index, Simon Anholt, realizó una interesante intervención sobre la "imagen de marca" de los países. Al igual que las empresas, la imagen de los países condiciona una importante parte de su crecimiento económico. Según él, "un tercio de la riqueza financiera del planeta es intangible, el 33% de la economía mundial es marca". Para Anholt, España sí que cuenta con unas señas de identidad, pero podría mejorar.

Guillermo de la Dehesa, del Centre for Economic Policy Research de Londres, que se encargó de abrir el Foro Internacional, explicó los tópicos en torno al fenómeno de la globalización. De la Dehesa destacó que en la actualidad las diferencias entre el cono norte y el cono sur son más evidentes y convendría "acortar las distancias entre unos países y otros para acabar con ellas".

En la mesa redonda en la que intervinieron Emilio Ontiveros, consejero delegado de Analistas Financieros Internacionales, Ariane Arpa, directora general de la Fundación Intermon Oxfam e Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique, se puso de manifiesto el papel que desarrollan los nuevos actores sociales en la sociedad globalizada. Según Ramonet, la globalización es "la suma del neoliberalismo y las autopistas de la información" y "la comunicación es la materia prima principal de la globalización". El director de Le Monde Diplomatique hizo especial hincapié en que en la actualidad "donde antes existían tres esferas muy autónomas (periodismo, comunicación y cultura de masas), hoy se confunden y además se le debe añadir una cuarta, que es Internet".

En la segunda jornada, José María Figueres Olsen, consejero delegado del Grupo Felipe IV y ex Presidente de Costa Rica, explicó gráficamente los efectos del cambio climático, que "no es una cuestión a discutir, sino una realidad que es necesario afrontar". En este sentido, señaló el impacto medioambiental de la globalización e insistió en que "el hombre es el único agente capaz de frenar esta situación".

Los movimientos migratorios y el multiculturalismo fueron otros de los temas tratados en el Foro, esta vez a cargo de profesionales como Rickard Sandell, investigador principal del Área de Demografía, Población y Migraciones Internacionales del Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos, quien considera que la inmigración es beneficiosa para el país receptor desde el punto de vista económico. Joaquín Arango, director del Centro de Estudios sobre Ciudadanía y Migración de la Fundación José Ortega y Gasset, afirmó que "el gran cambio no es tanto la inmigración como la repercusión que ésta tiene en las sociedades receptoras de la misma".

El Foro se clausuró con una mesa redonda en la que intervinieron Andrés Ortega, director de la edición española de Foreign Policy, Claude Weill, director delegado de la publicación francesa Le Nouvel Observateur, Gideon Rachman, columnista principal de Asuntos Exteriores para el Financial Times, Jon Snow, presentador de los informativos Channel 4 News y Andy Reinhardt, editor general del dominio europeo de BusinessWeek.com. Estos analistas debatieron acerca de las ventajas e inconvenientes que suponen las tecnologías de la información. Por su parte, Jon Snow apostó por la revolución de las tecnologías de la información argumentando que "tanto su rapidez como la amplitud de sus fuentes han cambiado el trabajo de los profesionales de la información". En este sentido, el periodista británico resaltó "el incremento de emisores de información" que estas nuevas tecnologías han posibilitado. Claude Weill destacó que "gracias a Internet se ha creado un sistema hiperdemocrático en el que el lector habitual se considera tan cualificado como el periodista, aunque esto nos puede llevar a encontrar en la red información no contrastada".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir