Eventos y Formación

A. Goueli (Destinia): "Facebook ya ha tocado techo de ideas en muchos países"

La Revolución de Egipto se ha convertido en el máximo exponente del poder de las redes sociales. Más allá de las conexiones entre personas y grupos de cualquier país, ideología o intereses, las plataformas sociales han demostrado que la organización entre individuos puede llegar a tumbar el gobierno de un país. Amuda Goueli, CEO de Destinia lo sabe bien. Pocos en nuestro país conocen tan bien y tan de cerca lo que fue y lo que ha supuesto la Revolución en Egipto, y en la conferencia “Oportunidades en Social Media para el Sector Turístico” que acogía hoy la sede de Unidad Editorial, el egipcio ha trasladado a su audiencia cómo esa dinámica, esa forma de hacer, puede llevarse también al ámbito empresarial.

De su vuelta de Egipto después de la caída de Hosni Mubarak, perpetuado en el poder desde hacía 30 largos años, Goueli ideó una red social. En Destina ya existían foros y guías de viajes, pero su idea iba más allá, crear un lugar común en el que los usuarios pudieran compartir sus experiencias de una forma diferente.

“La experiencia que he tenido es que las cosas que haces no para ganar dinero son las que funcionan” afirmó el CEO de Destinia. Así se ideó Troovel, una web vertical de turismo, que verá la luz en los próximos días y que nace con el objetivo de ser “la suma de la experiencia de todo lo que quiere el cliente, cuando viaja fuera, cómo contactar a la gente entre sí, cómo conectar redes”. Algo, señaló Goueli, que no se puede hacer en Facebook.

Y es que Goueli mira hacia la red social más grande del mundo con un cierto escepticismo. “Facebook ya ha tocado techo de ideas” y techo de crecimiento en muchos países, por lo que sólo irá hacia atrás. La red de Zuckerberg ha conseguido dominar en aquellos países en los que hay o democracia o dictadura, apunto Goueli, y en aquellos en los que hace más calor, “porque la gente necesita más contacto instantáneo en muchos momentos del día”.

Pero la situación está cambiando. “Estamos llegando a un mundo ya de redes verticales. Facebook es un mar de red social, y nos estamos trasladando, volviendo hacia atrás, para tener redes verticales”. Y ése es el concepto bajo el que se ideó la creación de Troovel. Además, a nivel internacional, no hay que perder de vista el ámbito móvil. El acceso a internet móvil no está viviendo un crecimiento imparable sólo en Occidente, sino que en los países de África y Asia es el principal dispositivo de conexión por el alto precio de los ordenadores.

“Las redes sociales ya están derribando la fuerza militar”, aseguró Goueli. Y es que fueron estas plataformas las que dieron el poder a los jóvenes egipcios para organizarse y empezar a luchar contra el régimen de Mubarak. Desde 2010 empezaron a generarse pequeñas acciones de “marketing revolucionario” a las que no dejaban de sumarse más y más personas y que, una vez superada la “barrera del miedo” dio lugar al emblemático 25 de enero, en cuya organización participaron profesionales de marketing que habían estudiado en universidades extranjeras.

Aunque la manifestación del día 25 empezó siendo tímida, empezó a sumarse gente y estalló “su violencia”, la de la policía, lo que provocó un efecto llamada aún más contundente. “Ya se vio, no sólo en Egipto, sino en otros países y otras ciudades”. El objetivo, “no dejar a la policía descansar, que estén agotados hasta el viernes”. El movimiento, iniciado por algunos de los 40 millones de jóvenes que habían nacido en la era Mubarak y que conocían las redes sociales y disponían de acceso a internet, pronto se fue expandiendo, sacando a personas de todas las edades y condiciones sociales, a protestar por el régimen.

Encendida la mecha, y gracias al apoyo internacional con el que se podían difundir los mensajes desde Egipto, después de que Mubarak cortara las conexiones a internet y móviles el día 28 de enero, la caída del régimen fue inminente. “Aquella noche fue la fiesta más grande, yo creo que nadie ha llorado tanto como esa noche, fue un triunfo”, aseguró Goueli.

Pero la Revolución también tuvo sus implicaciones digitales. El crecimiento de internet en Egipto en el último año ha alcanzado el 80%, porque “la gente vio que se quedaría fuera del juego” si no estaban conectados. Además, los servicios de control de la plaza Tahrir, que velaban por que no entraran agentes de la policía infiltrados, en ocasiones hasta pedían ver el perfil de Twitter o Facebook para comprobar su historial.

¿Y qué puede aprender el ámbito profesional de la experiencia egipcia? “Muchas veces hacer el bien es muy rentable. Yo pensé en aquel momento en crear una red social” de la que no quería dinero. Pero hay más casos. Uno de los directivos más reconocidos internacionalmente de Google actualmente, fue detenido por las fuerzas de Mubarak cuando aterrizaba en El Cairo para unirse a la protesta. O cuatro jóvenes periodistas que crearon una web de “vigilancia”, ahora tienen uno de los medios de comunicación más importantes del país, con 2.000 corresponsales por todo el mundo, y que planea posicionarse como primer medio nacional en los próximos meses.

Eso sí, como reconoció Goueli, “los que más rentabilidad han sacado a esto son Facebook, con su salida a bolsa, y Twitter”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir