Eventos y Formación

Andy Stlaman habla sobre el branding del futuro

Andy Stalman: "Las marcas no deben adaptarse a los cambios, deben generarlos"

Con ocasión de la presentación del estudio "Brand Ocean" de OMD, Andy Stalman ha querido hablar sobre el futuro del branding y la necesidad de que sean las marcas quienes generen los cambios.

StalmanCon ocasión de la presentación del estudio sobre la fortaleza de las marcas Brand Ocean, de OMD, Andy Stalman ha querido hablar del branding del futuro, en un entorno donde la tecnología ha pasado de llegar a la vida de las personas a ser un sentido más. Stalman ha querido comenzar señalando la importancia de dar un mayor papel a la mujer, y no olvidar que las mujeres son prescriptoras, decisoras y decisivas y aquellas marcas que olviden a las mujeres estarán olvidando el futuro.

En esta era digital, ha señalado, lo opuesto al amor ha dejado de ser el odio para pasar a ser la irrelevancia. Pero no hay que olvidar que marcas, empresas y consumidores son personas, y quien no entienda de personas no entiende de negocios. “El cliente y las personas no necesitan más datos, sino transformar esa información en algo que realmente suponga un cambio”. “El online no vino a suplantar al offline, sino a expandirlo y complementarlo”. Stalman ha puesto de ejemplo la decisión de El Vaticano de utilizar Twitter para anunciar la llegada del Papa Francisco en el 2013, transformándose el Papa Francisco en poco tiempo en la segunda persona con más impacto del mundo.

“Tenemos la suerte de estar protagonizando un cambio de era, pero también tenemos la responsabilidad de adaptarnos a este nacimiento de la era digital”. En España, más del 90% de los usuarios de smartphone no se separan de su dispositivo más de un metro durante todo el día. Esto supone para las marcas tener en todo momento a las personas cerca de un canal importante, visual e interactivo. “La nueva generación no solo utiliza internet, vive en internet”.

“El consumo de contenidos no ha hecho más que empezar y las buenas marcas ya no son un megáfono sino un imán”. Pero cómo llevar esto a un nuevo nivel y transformar al cliente en el héroe o protagonista de la historia, llevando a la tecnología a un aspecto más humano que ponga en valor a las personas, tanto clientes como personas dentro de la organización. “Si nos relacionamos a través de nuestros sentidos vemos como muchas marcas valiosas empiezan a migrar del online al offline, encontrando tiendas de Google, pues en el online no se pueden sentir los cinco sentidos”. La gente no quiere comprar productos, sino consumir experiencias y ser parte de las historias.

Andy Stalman: "Las marcas no deben adaptarse a los cambios, deben generarlos"“Estamos facilitando la conexión entre personas, cambiando el mundo del like hasta el mundo del love poniendo el foco en las personas”. Pero en un mundo en el que se reciben cerca de cinco mil impactos por día, es muy difícil ver cuáles son las relevantes, empáticas o aquellas que dejan huella. “Una marca es lo que la gente dice, siente y piensa. No tiene que ver con logos”. Hay una gran diferencia entre conocer y sentir. Conocer lleva a un comportamiento, pero sentir lleva a un compromiso.

En 1985, el 17% del valor de una marca eran los intangibles, mientras que en 2015 lo eran el 85%. “Tiene que ver con reputación, confianza, propósito, entre otras muchas cosas”.  “Hay que ser consistente con el ambiente pero flexible con la coyuntura. La gente está pidiendo a las marcas que se comprometan. Decir que no se puede cambiar es mentira, claro que se puede. Es más, se debe cambiar”.

“La primera etapa de las redes sociales fue la etapa de la búsqueda sin más de los likes. Esta nueva etapa trata sobre la calidad, la conversión”. Cuando las marcas busquen efectos y no clics todo cambiará, no solo para las marcas, también para los clientes. “En estas relaciones de amor nos tenemos que beneficiar todos y nadie se ha hecho pobre por dar”. “Se trata de dejar de ser importante y pasar a hacer cosas que importen”, recalca Stalman.

Andy Stalman: "Las marcas no deben adaptarse a los cambios, deben generarlos"

En este nuevo ecosistema en el que se puede comprar, compartir, consumir y criticar las veinticuatro horas del día, no hay que adaptarse al cambio, sino generarlo. “La marca que se adapta está asumiendo que otra lo creó. ¿Qué es lo mejor: ser una marca líder o seguidora?”.

Por último, Stalman ha querido señalar que el futuro del marketing es personal, de personas, no de grupos o números. “Los consumidores buscan marcas que estén hechas especialmente para ellos”. Porque si una marca quiere ser importante para las personas, las personas tienen que ser importantes para ella. “Se pueden hacer cosas increíbles con poco presupuesto, así que el no tener dinero ya no es una excusa. Hay que cambiar la mentalidad y evolucionar al ritmo de las cosas. Debemos preguntarnos, por lo menos una vez al mes, qué hace que nuestro producto, servicio o compañía sea diferente”.

Dentro de la gran evolución del mundo, las personas, los empleados, los equipos, son los que dan sentido y sentimiento a las empresas. “Cuando uno se siente orgulloso, lucha porque siente algo mucho más importante que el individuo. En el pasado, el empleado era el embajador de la marca. Hoy en día, es la marca”.

En 50 años, todo estará automatizado, excepto las emociones humanas. “La distancia entre lo que tu marca es hoy y lo que quiere ser mañana es lo que hace”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir