líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Eventos y FormaciónBig Data

El impacto del Big Data

Big Data: la ciencia que las empresas persiguen para un futuro de éxito

La Universidad Camilo José Cela ofrece una de las mejores opciones de educación en este ámbito, con su Máster en Big Data y Business Analytics.

Vivimos conectados. Con internet, los dispositivos smart y un panorama que no hace más que saltar a la red de redes, es obvio que la digitalización nos ha envuelto por completo. Un paso necesario para muchos, pero que a la vez trae consigo unos volúmenes de datos e información que antes eran prácticamente inimaginables. Algo que ha dado forma a lo que se conoce como Big Data. Dos palabras que llevan tiempo sonando, pero que ahora se quedan para dibujar el futuro del mundo entero.

El innegable impacto del Big Data

Dada su presencia, es imposible cuestionar la relevancia que tiene el Big Data en la actualidad, como la que va a tener en el futuro. Pero, para entender mejor este fenómeno ligado a lo digital, hay que tratar dos de los factores más importantes. Por un lado, la formación más que necesaria para todo aquel que vaya a relacionarse con él. Por otro, las consecuencias que trae tanto a nivel social como empresarial.

La mejor formación: pilar fundamental

Con una relevancia total en el panorama social y empresarial, de lo que hablaremos más adelante, la clave para formar parte de esta corriente es contar con la mejor formación en la materia. En este sentido, la Universidad Camilo José Cela ofrece una de las mejores opciones en lo referente al master big data. Su Máster en Big Data y Business Analytics se amolda por completo a las necesidades de los analistas de datos en empresas.

Precisamente el perfil de analista o científico de datos («data scientist») se ha convertido en algo esencial para los negocios que quieran liderar la competitividad en sus sectores dentro del panorama digital en el que ya estamos inmersos. Es un rol que se encarga de analizar volúmenes de datos de gran calibre, a la vez que se encarga de la toma de decisiones en base a la identificación, recogida, transformación, análisis, elaboración e interpretación de dicha información.

Volviendo a la formación, hay que insistir en el máster de la universidad antes mencionada porque se centra sobre todo en desarrollar las competencias y habilidades clave para elaborar modelos fiables y que respondan a las necesidades de los negocios. Gestión de tecnologías, estudio de la minería de datos en el Big Data, gestión de datos y hasta procesamiento de servicios en la nube son algunos de los frentes que aborda con total profesionalidad.

Tener capacidad para diseñar proyectos o identificar fácilmente las bondades de esta información para las empresas. Formación integral en Business Analytics y Big Data son las claves de esta formación, la que cualquier futuro profesional del sector necesita si quiere zambullirse en algo que va a marcar el futuro y que ya está marcando el presente.

Una base para el futuro social y empresarial

El mundo ha cambiado por completo. Miles de empresas se han lanzado de lleno a la Ciencia de los Datos debido al ingente volumen de información que se maneja cuando se da el salto hacia la digitalización. Toneladas de datos que, además, no dejan de mutar y de llegar a través de diferentes fuentes y que requieren un control total y absoluto para el beneficio del negocio.

Los negocios necesitan no solo poder recopilar todos esos datos, sino también ser capaces de catalogarlos adecuadamente y, sobre todo, estudiarlos de forma excepcional. Si lo consiguen con la mayor eficiencia posible, el impacto que se alcanza a nivel de eficiencia, productividad y beneficios es exponencial. Las nuevas tecnologías han hecho que las empresas tengan frente a ellas la oportunidad de crecer como nunca. Pero, para alcanzar esa cota, antes hay que trabajar el Big Data y el Data Science.

Sectores como el industrial han registrado incrementos de más de 45.000 millones de euros a raíz de la implantación del Big Data. Aunque el sector que, sin duda, más ha notificado esto, ha sido el comercio. Las tiendas online, el e-commerce en general, es uno de los ejemplos más claros de lo que puede alcanzar la ciencia de datos. Solo hay que ver cómo las tiendas de internet más modernas se amoldan a las necesidades de cada comprador para recomendar justo lo que busca o incluso no sabía que quería. Eso no es algo que suceda por arte de magia, es fruto de un profundísimo trabajo de análisis de datos.

Y todo esto, además de afectar al futuro de las empresas, también deja sus consecuencias en la sociedad. Las personas también notan los efectos del Big Data en su rutina diaria, ya no solo por el bombardeo de los medios digitales, sino también por su movimiento en internet y redes. Registros de cuentas, newsletters, cookies, cambios en la navegación… Esto, además, en un entorno digital que ya forma parte de nuestra rutina diaria. Sin duda, la información digital ha crecido como nunca y, aunque a veces pueda poner en riesgo nuestra privacidad si no se trata adecuadamente, también puede ser clave para una mayor calidad de vida.

Airbnb acuna dulces (y remotos) recuerdos de viajes al son de icónicas canciones en esta campañaAnteriorSigueinte“Reuniones XS en un hotel XL”: La nueva propuesta del Eurostars Madrid Tower 5* para incentivar las reuniones de trabajo

Noticias recomendadas