líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Eventos y Formación

Chris Anderson (Wired) en la #DMA2012: El big data y los mercados de las minorías, a análisis

Big data se ha convertido en el término que ocupa la mente de muchos ‘marketeros’, por no decir de todos, este año. Pero como recordó Chris Anderson, de Wired, en su conferencia en la DMA 2012 de Las Vegas ayer, big data no sólo son datos, es un cambio en la mentalidad que, según Anderson, se convertirá en una competencia esencial para las empresas y los trabajadores.

Según explicó Anderson, el marketing hasta ahora ha vivido en un mundo en el que hay un bien y un mal, una única hipótesis a demostrar o un único buen modelo que escalar. Pero para pensar en big data, aseguró, hay que empezar a pensar como Google. Cuando el gigantesco buscador apareció, se dio cuenta de que sus datos eran internet, un lío sí, pero que daba lugar a un mundo hermoso.

El mundo del big data no consiste en conocer la estructura de los datos per se, consiste en buscar correlaciones estadísticas. Es decir, no se trata de entender el mecanismo de los datos, sino de vivir entre esos datos, un lugar incómodo pero en el que hay que acostumbrarse inevitablemente a estar.

Ahora todos llevamos uno o varios dispositivos encima, “irradiamos datos”, comentó Anderson. Nuestros cuerpos, check-ins, emails e interacciones crean un terreno en constante crecimiento para la siguiente generación tecnológica. El internet de las cosas, el movimiento hacia la digitalización de los objetos que nos rodean para que funcionen y existan en función de los datos, cambiará nuestro mundo y la forma en la que se trata de vender a los consumidores.

Para Anderson, hay que olvidar la teoría y desechar la cuestión de que ya existen suficientes datos. Sólo así empezarán a surgir patrones y se podrán aplicar conocimientos, instintos y experiencias para llegar a un consumidor que, aunque no sabe lo que quiere siempre, ofrece una serie de datos que afinan las sugerencias de las marcas hasta el más mínimo detalle.

Frente a toda esta innovación, Anderson explicó que hay que desechar la curva de mercado para empezar a verlo como los mercados hacia las minorías. Con la llegada de internet han aumentado las elecciones, y por tanto la fragmentación. En televisión no deja de aumentar el número de canales y las audiencias, evidentemente, son cada vez más pequeñas en cada uno. Y no significa que los programas sean peor, sino que ahora los consumidores tienen un abanico más amplio en el que elegir.

Al final, las marcas no deben olvidar que hay unas pocas cosas que son muy populares, mientras que hay un número enorme de productos que no lo son pero que siguen aportando una proporción significativa al mercado. Ahora, y gracias al big data, hay que reconocer estas minorías y segmentar cada nicho de mercado para aprovechar todas las oportunidades, por pequeñas que sean.

Mark Smith (Pitney Bowes Software) habla en la DMA2012 sobre big data:

http://www.youtube.com/watch?v=2yKoQsWBzjQ

Red Bull Stratos: el patrocinio que rompió la barrera del marketingAnteriorSigueinteNi los padres, ni los hijos: son las madres quienes poseen y utilizan el smartphone para acceder a las redes sociales

Noticias recomendadas