Eventos y Formación

DISEÑO Y MARCAS SE DAN CITA EN CASADECOR 06

Ya pocos dudan del poder comunicativo de la decoración. Decía Baudelaire que con solo traspasar el umbral de una casa podía conocerse la psicología de quien la habitaba. Penetrar en Casa Decor es un viaje iniciático por el mundo de la belleza tomando como guía los alter ego de cerca de un centenar de creadores. Casi 5000 metros2 en los que dar rienda suelta a la imaginación.

Solo basta atravesar el zaguán de entrada para descubrir una nueva realidad. Antiguas cornisas de escayola donde motivos florales se esculpieran conviviendo con muebles de formica y flores malva casi reflejo de las anteriores. Un paso más y el futuro se presenta en forma de loft donde ¡sorpresa! el compañero de piso tiene cuatro ruedas. Héctor Ruiz retoma las cincuenteras formas orgánicas en un sofá que es cubierta y, a la vez, base del sueño. Y, tras recorrer el restaurante de Juan Ricci, suerte de reciclaje pseudo dadaísta sazonado por Sergi Arola, comienza el ascenso. Con Raquel Chamorro asistimos a la fiesta de los sentidos. Acariciar el visón con el que ha forrado el tatami, casi un escenario para Morfeo, o el astracán de la alfombra representa toda una experiencia casi tanto como contemplar las piezas de arte (una talla mandarina en madera de olivo, varias fotografías de Martín Blázquez o lienzos de Alberto Palomera). Sin dejar escapar ni una idea, ni un mueble, ni un color cambiamos de planta no sin antes detenernos en el espacio de Sara Folch donde la técnica se pone al servicio del hogar.

En la segunda planta Pepe Leal enfrenta la contemporaneidad de una cocina, donde la praxis prima, con un comedor delicia de horticultores. El brillo de las lacas junto a madera y forjas devastadas. Pero mas allá de modas, espacio y tiempo Teresa Sapey perfila el que, para la italiana, será el salón del tercer milenio. Conos de cerámica que pasan por cama y sofá, recubrimientos vitrales mas allá de la ley (con cigarrillos en juegos geométricos) y un espíritu hedonista impregnando cada rincón.

Más escaleras, grandes lienzos en seda multicolor y nuevos trabajos. Ana Celdrán y Beatriz Fernández Inglés transforman su baño en un balneario donde el cuidado del cuerpo no deja de lado el del alma. Premisa que parece guiar a Pablo Paniagua en sus diferentes propuestas de aseo. Luego está Diego Rodríguez. Lo suyo es virtuosismo. Virtud al colocar muebles, obras y luz. Un salón donde la elegancia se hace interior.

En los áticos, antaño habitaciones de servicio hoy ansiados apartamentos con vistas a la Puerta de Alcalá, Miguel García Caridad y Oliva García Velarde ofrecen dos maneras de entender la decoración. Si el uno opta por el naranja quemado y el negro la otra pierde sus formas entre blancos rotos y perlados. Y de nuevo en la calle, a espaldas del palacio del Marqués de Salamanca, junto a los jardines del buen Retiro, frente a las mejores tiendas de Madrid y con infinidad de ideas sobre decoración.

Ver Video:
Proyecto Ambient Marketing, Casadecor 06: cuando diseño y marcas se unen

Te recomendamos
En otras webs

panda

dmexco

back to mk

beon

Reportaje Indigitall

Compartir