Eventos y Formación

El 28º Seminario de AEDEMO TV a examen: fatalismo, estrategias conservadoras y cobertura sin relevancia

Javier G. Recuenco, presidente de Singular Targeting, estuvo presente en el último Seminario de Televisión de AEDEMO, que se celebró la semana pasada en Cádiz, para participar como ponente en una de las charlas que se impartieron durante las dos jornadas que duró el evento. "La verdad es que tengo un sentimiento completamente encontrado en lo referente al 28 seminario de Aedemo Televisión en el que asistí como ponente. Por un lado me encuentro con que la organización fue exquisita conmigo, conocí a gente fantástica que trabaja en temas muy interesantes, encontré a speakers muy valiosos (Alfonso Sánchez me barrió de la mesa, no sólo porque es un speaker genial, sino porque trajo a la mesa como los grandes consumidores de TV distorsionan el comportamiento estadístico del total de consumidores) y en general me pareció un sector con un potencial tremendo, mucho talento y todo por hacer".

"Por otro lado, me encontré un montón de estrategias comerciales conservadoras, una especie de fatalismo por parte del sector con respecto a la crisis (en plan “a ver si escampa y vuelve lo de antes”),  de asunción de que no se puede hacer nada para contrarrestarla por parte del propio sector y de que cualquier estrategia pretendidamente innovadora es un camelo y lo que cuenta es lo que estés facturando en el siguiente “quarter”. Una obsesión por la cobertura tremenda, ignorando que cobertura sin relevancia es la nada, sobre todo en las nuevas generaciones (Si se crece en consumo televisivo por los jubilados y nos damos por satisfechos con ello, cuando nos queramos dar cuenta, la TV habrá perdido una generación completa). Y sin WIFI en la sala".

De hecho, los comentarios de los internautas en Twitter no dejan lugar a dudas: en el Seminario de AEDEMO hubo pocos tweets y mucha televisión, pero la de siempre. ¿Un congreso chapado a la antigua? Según Recuenco, "era todo un poco esquizofrénico, como una ponencia que vi en la que una responsable de Antena 3 explicaba de una manera bastante articulada cómo construir una identidad alrededor de un canal (Que es algo que yo considero híper difícil, primero porque no creo en el concepto de canal demasiado, sino en el de contenidos independientes de sus contenedores, y segundo, porque algo tan vago como un “canal orientado a los jóvenes de 14 a 24” es algo complicado de enmarcar, por no mencionar que ya he dicho en reiteradas ocasiones que creo poco en la segmentación meramente demográfica), para luego no poder contestar una pregunta tan de cajón como “¿Para qué tanto esfuerzo en dotar de personalidad y segmentación a un canal si luego le aplicáis la pauta única publicitaria?”

"Vamos a ver si entre todos y arrimando el hombro sacamos un poco del barro a un sector que se enfrenta a una reconversión de las duras, duras, y al que no creo que le haga ningún bien que se guerreé entre las facciones más “clásicas” y las más “modernas”. Porque mientras discutimos si son galgos o si son podencos, el sector ha perdido 1,000 millones de € de facturación. Y las perspectivas para este año que viene son otro 10% de decrecimiento.  Así que, en conclusión: Ni la televisión está muerta ni puede quedarse anclada en el modelo actual. Ha de cambiar, asumir las capacidades que le brinda la personotecnia, no pensar que en un mundo de contenidos personalizados podemos mantener la publicidad genérica de siempre, y en general, conciliar las nuevas visiones y posibilidades con la realidad del día a día. Cualquier aproximación que ignore uno de los dos aspectos está condenada al fracaso a medio plazo". Entre los tuiteros se levantaba también la polémica con mensajes como el de Francisco Asensi: "Contradicciones a gogo. Minusvalorar a los influyentes en redes sociales y luego reconocer protagonismo en asunto la noria".

Te recomendamos

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir