Eventos y Formación

Paulaner, el protagonista indiscutible del Oktoberfest

El Oktoberfest, el paraíso de la cerveza de Múnich

El pasado 22 de septiembre daba comienzo uno de los festivales más famosos del mundo y que, cada año, acoge a más de siete millones de almas, el Oktoberfest.

El Oktoberfest, el paraíso de la cerveza de MúnichLa fiesta bávara nos abría sus puertas para enseñarnos toda la tradición, emociones y secretos que entraña esta singular celebración. Una fiesta, el Oktoberfest, que cuenta ya con sus propias versiones a nivel internacional, desde Brasil, pasando por Venezuela y España -entre muchos más puntos del planeta-, y que recibe un porcentaje de visitantes internacionales muy alto durante sus más de quince días de festival.

Acompañados por uno de sus indiscutibles protagonistas nos adentramos en la ciudad de Múnich, para descubrir de primera mano todo el folclore de la nación y vivir el espíritu festivo como un verdadero muniqués. Paulaner es una de las seis marcas de cerveza que se sirven en el Oktoberfest y es, sin duda, una de las insignias que ponen sabor y color al evento, con su cerveza especial Paulaner Oktoberfest Bier, elaborada exclusivamente para ser consumido en este período de celebración.

Recibimos la visita de sus maestros cerveceros y Andreas Steinfatt, gerente del equipo Paulaner, quienes nos guiaron por el festival y nos contaron todos los secretos que hay entre bambalinas para un perfecto funcionamiento de su carpa. Desde las cámaras de refrigeración hasta las cocinas, cada hora 90.000 litros de cerveza corren por las cañerías para satisfacer a las más de 12.000 personas por día. Más de 20 toneladas de cerveza se beben durante el Oktoberfest, una cifra que supone el 1’5% del consumo total de la marca al año.

Paulaner comienza a preparar su cerveza especial cuatro meses antes de la llegada del otoño, y las carpas se levantan a mitad de julio para tenerlo todo listo de cara a septiembre. Recibiendo cada año más de 7 millones de incondicionales, teniendo claro que los días más fuertes son los fines de semana, Andreas nos anuncia que el pasado sábado se batió un nuevo récord de visitantes superando, con creces, los 120.000 en un solo día. Viviendo en directo la vida y la euforia vestidas de Dirndl y Lederhosen -los trajes tradicionales-, se nos contagia el espíritu festivo de octubre, y a la pregunta “qué significa el Oktoberfest para Paulaner”, Steinfatt lo tiene claro: “Lo más importante es generar buenas emociones y transmitirlas. Paulaner quiere que la gente disfrute a lo grande de la tradición más valiosa de Alemania.”

Después de su primera celebración en 1810, la fiesta más importante del país no ha dejado de celebrarse en estos más de 200 años de historia, salvo durante la II Guerra Mundial y en 1980, a causa de un atentado. Desde que se celebró el original Oktoberfest con motivo del matrimonio contraído entre Luis I de Babiera y la princesa Teresa de Sajonia-Hildburghausen, en Theresienwiese, el lugar se ha consagrado como emplazamiento definitivo.

Una planificación que acarrea casi todo un año de trabajo. Theresienwiese constituye un terreno de 42 hectáreas que abarca más de 14 carpas y diversas atracciones, además de la Estatua de Bavaria, el símbolo de la ciudad. Un conjunto soberbio que lo convierten en un auténtico paraíso y cuyos amantes de la cerveza tienen que vivir al menos una vez en la vida.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir