Eventos y Formación

Ética, empoderamiento y comunicación, los imprescindibles para ser un buen líder

jesus harranzEl liderazgo es, cada vez más, una cualidad imprescindible a potenciar en el entorno empresarial y a la que las empresas están dado cada vez más importancia. Pero lograr ser un líder, ser capaz de gestionar equipos y de trabajar adecuadamente bajo situaciones de alta presión no se aprende en las carreras, sino que es necesario contar con una formación específica que se centre, de forma integral, en el desarrollo directivo.

La escuela de marketing y negocios ESIC cuenta con el Programa Integral de Desarrollo Directivo, considerado uno de los más reconocidos en el ámbito empresarial, dirigido a la especialización y la adquisición de conocimientos necesarios para una consecución exitosa de objetivos empresariales, centrado en el análisis de casos reales. Y para conocer mejor la dinámica y el funcionamiento de este programa, desde MarketingDirecto.com hemos hablado con Jesús Arranz, Director del Programa Integral de Desarrollo Directivo (PIDD)que dará comienzo el próximo 6 de mayo.

- El próximo 10 de mayo da comienzo el Programa Integral de Desarrollo Directivo (PIDD), considerado uno de los más reconocidos dentro del ámbito empresarial. ¿En qué consiste?

El Programa Integral de Desarrollo Directivo (PIDD) es un programa que proporciona una visión global e integradora de la actividad empresarial, trabajando el plano estratégico como el operativo, y, en base a su metodología, estableciendo las necesarias y evidentes conexiones entre ambos. Además, es un programa que fortalece el perfil directivo, como consecuencia de un adecuado “mix” entre el conocimiento, su aplicación práctica, y el desarrollo de competencia y habilidades profesionales y directivas.

- ¿A qué tipo de alumnado está dirigido?

El PIDD se dirige a profesionales con unos 8/10 años de experiencia, que ocupan posiciones directivas o pre-directivas en sus organizaciones (responsables funcionales o de unidades de negocio, jefes de departamento, componentes de “staffs” directivos, etc.), y también a empresarios y emprendedores que dirigen su propia empresa.

- ¿Cuáles son los puntos fuertes que hacen que este Programa destaque?

Las fortalezas del PIDD se encuentran en un adecuado Balance entre estrategia y operativa. Un directivo, incluso con las más altas responsabilidades, ha de pensar estratégicamente, pero también baja, en el día a día, a tomar decisiones de carácter puramente operativo. La base de todo está en la metodología, que integra varios criterios (método del caso, vivencias residenciales, desarrollo de un “business plan”, ponencias de actualidad empresarial, etc.).

- ¿Qué habilidades y aprendizajes desarrollan los alumnos que participan en este Programa?

Fundamentalmente conocimientos de tipo técnico en cada una de las áreas funcionales de la empresa, y también el desarrollo de habilidades de liderazgo y dirección, procesos de toma de decisiones, negociación de alto valor añadido, etc. Otro aspecto metodológico importante es el de la inclusión de un proyecto de mejora directiva, que transcurre fuera de las horas lectivas del programa, consistente en unas sesiones de “coaching” individualizado que se estructuran a lo largo del programa, en las que se trabaja con los asistentes para identificar su perfil profesional e identificar aspectos susceptibles de mejora, lo que determina el plan de acción personal de cada uno, que tiene su desarrollo y reorientación, cuando procede.

- ¿Qué aplicaciones tiene en el ámbito empresarial?

Los alumnos que cursan el PIDD, en función de la formación integral que reciben, están capacitados para asumir responsabilidades en las empresas, potenciando su perfil directivo e impulsando su carrera profesional, pudiendo adquirir dichas responsabilidades, incluso al más alto nivel.

- El Programa que usted dirige se centra en el desarrollo del liderazgo. ¿En qué consiste una buena capacidad de liderazgo en su opinión?

En mi opinión, una buena capacidad de liderazgo consiste en saber orientar a los equipos hacia la consecución de los objetivo. El liderazgo eficaz es aquel por el cual los equipos te reconocen como líder, y no como jefe, aunque también lo seas. Consiste en predicar con el ejemplo, motivar a las personas dándoles iniciativa, hacerlas crecer personal y profesionalmente, y detectar y potenciar su talento.

- ¿Cuáles son las capacidades imprescindibles que debe tener un buen líder?

A mi juicio, un buen líder debe tener iniciativa, tomar las decisiones correctas en los momentos adecuados, saber escuchar, comunicar, saber empoderar a sus colaboradores, manifestar en todo momento un comportamiento ético, liderar equipos de trabajo en entornos colaborativos, tolerar la frustración, y diagnosticar y tratar en tiempo y forma los conflictos que puedan producirse.

- ¿Usted cree que se puede aprender a ser un líder o es necesario contar con alguna capacidad innata?

Estamos ante el eterno dilema de si un líder “nace o se hace”. Qué duda cabe que se dan una serie de rasgos innatos de personalidad que predisponen hacia el liderazgo a unas personas más que a otras. Pero el liderazgo también se puede forjar, entendiéndolo como un proceso que la propia práctica y experiencia irán enriqueciendo, y en el que la formación adquiere un lugar protagonista.

- ¿Y cómo se entrenan las habilidades directivas?

Además de con la formación, las habilidades directivas se van moldeando a través de la experiencia, y también mediante procesos asistidos, como el “coaching” o el “mentoring”. Es muy importante identificar aspectos susceptibles de mejora, y elaborar planes de acción que permitan orientar adecuadamente la acción directiva.

- ¿Cómo afecta una buena o mala capacidad de liderazgo para los resultados de una empresa?

En entornos altamente profesionalizados, se dice que la principal misión de un líder es la de obtener resultados, lo que, sin duda, resulta fundamental. Pero además, el liderazgo y el resultado, en mi opinión, debe de observarse desde la perspectiva de la sostenibilidad.

La motivación de los colaboradores, el dotarles de iniciativa y de responsabilidad, el preocuparse por su desarrollo, y el planteamiento de soluciones en entornos colaborativos, son enfoques del liderazgo que se imponen actualmente, y que trabajan para conseguir que los resultados sean sostenidos y sostenibles en el tiempo, garantizando la supervivencia y la proyección de la actividad empresarial.

- Trabajar y desarrollar las capacidades de liderazgo se ha convertido en un aspecto muy importante ente los profesionales que quieren alcanzar puestos directivos en las compañías pero, ¿siempre ha sido así? ¿Qué ha hecho que estos aspectos sean más valorado por profesionales y empresas actualmente?

Creo que lo que ha contribuido a ello es, precisamente, el convencimiento de que los equipos de trabajo, cuando están adecuadamente motivados, dan lo mejor de sí mismos, y ello, indefectiblemente, proporciona resultados satisfactorios y sostenibles. Para conseguir esa motivación, los directivos han de desarrollar y potenciar sus competencias y habilidades profesionales y directivas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir