Eventos y Formación

Félix Muñoz en #HEMESIC: "El marketero actual es un eterno estudiante. Un año sin estudiar y se queda fuera de juego"

Félix Muñoz en #HEMESIC: "El marketero actual es un eterno estudiante. Un año sin estudiar y se queda fuera de juego"“Sólo 10.000 años atrás se produjo la gran primera revolución de la humanidad gracias a unas herramientas que cambiaron la forma de ser del humano”. Mirando al pasado. Así comenzó Félix Muñoz, profesor de ESIC, la primera ponencia de la tarde en el X Aniversario de Hoy es Marketing. “La otra revolución llegó hace unos 150 años. Y hoy estamos viviendo una tercera revolución, la digital, que de nuevo está cambiando la forma de hacer marketing”.

Durante su ponencia Muñoz ha analizado los cambios que ha sufrido el sector “marketero” en el pasado y su situación actual. “Hoy esto está pasando en muy poco tiempo y cualquiera durante su vida tiene que ir cambiando para adaptarse“. Las conexiones, las redes, los dispositivos y las aplicaciones ha cambiado mucho en estos diez años, “han supuesto un cambio en los hábitos y en los comportamientos“. En 2003 la conexión ha pasado de un 5% a un 94%. “La televisión era el medio más visto, hoy ya podemos decir que es internet. Antes apenas consultábamos las redes, y ahora casi se hace siempre de cara a las compras, unas compras que antes sólo un 4% se atrevía a dar su tarjeta y hoy un 89% compra” vía online”, dice Muñoz.

Estos hábitos y comportamientos están afectando a las empresas. Los líderes que en 2003 ocupaban los primeros puestos son totalmente diferentes a los top 10 de 2013. Y, ¿quién ha visto publicidad últimamente de esas empresas? “Desde hace 5 años se ha reducido el presupuesto en marketing tradicional. Las empresas, las grandes, se han desintegrado. Han formado muchos nichos creando así una esclerosis estructural y pierden competitividad. En las agencias, el presente es que se está agotando su modelo, han perdido la visión global y conexión con el negocio, y por una pérdida de ingresos han perdido también el talento, gestionándolo además de manera ineficiente”.

En cuanto a los medios, no es una pérdida de audiencia lo que están sufriendo “sino una pérdida de atención“. El modelo de negocio está en quiebra por el paso al mundo digital. “El problema es que la publicidad no se está moviendo a los medios digitales. Y si no cambia, dentro de cinco años los anunciantes estarán encerrados, incapaces de reinventar el modelo”. Además, ante la explosión de páginas, blogs, información, etc. en internet, cada vez tienen menos credibilidad”, apunta Muñoz.

“En las revoluciones, al contrario de las crisis, el que se opone a sumarse a la revolución acaba en la guillotina”, apunta Muñoz. El futuro con el que se encuentran las empresas pasa por el liderazgo, la integración, apostar por la innovación, así como “saber que la marca es el activo más importante que tienen, y debe ser su prioridad. Y no se trata ya de impacto sino de conocer la experiencia de su cliente”.

En cuanto a las agencias, “tienen que volver a hablar el lenguaje de sus clientes, no el de los spots. No deben vender campañas sino soluciones, y lo que quieren es creatividad y construir contenidos, lo que mejor saben hacer”. Y lo más importante, “tienen que coger ese valor de las ideas que llevan regalando desde hace muchos años”. Los medios tienen un futuro brillante, lo que tienen que hacer es “dejar de ver internet como un problema, es una solución. Tienen que volver al rigor de la información, con calidad y sobre todo con independiencia, porque si no deja de tener credibilidad. Y por último tienen que recuperar la influencia, la credibilidad se gana con buenos periodistas y no rellenando con tertulianos”. Tiene que influir en la sociedad y en las grandes marcas, recalca Muñoz.

“Sin tener que inventarme nada, en 5 años nos espera la conectividad total. La gente estará enganchado con una potencia brutal y todo el mundo estará conectado con todo el mundo”. Colocándose lo que parecían unas Google Glass, Muñoz continuó explicando que “vamos a entrar en la era de los periféricos, de la tecnología integrándose en la ropa, en las gafas, en los relojes. Y lo más feliz de toda esta situación es que nos dejará las manos libres”, dice Muñoz.

Éste es el futuro del marketing, y el marketing de hoy. “Estamos en la gestión del comportamiento de la gente, que es ser capaz de modificar el comportamietno de las personas en beneficio de las empresas. Estos datos no sirven de nada si no se saben manejar e interpretar. Estamos hablando de personas, que no van a cambiar, ni han cambiado tanto, así que hay que bucear y aprender qué se les pasa por la cabeza para volver a creación de contenidos”. Por tanto, hay que modelar la percepción y ahora la relevancia es la clave, no el impacto.

Los profesionales del futuro tienen que cambiar mucho su modelo mental. “No es necesario ser ingenierio pero sí tener un dominio de la tecnología, tener un pensamiento absolutamente estratégico, que es el que conecta la creatividad con los resultados. Tienen que ser promotores de la innovación, quitarse los miedos a fracasar y al riesgo”, indica Muñoz. “Sois gestores de marcas y no de productos y dependiendo de esto el negocio funcionará”, señala. A partir de ahora, “cualquier persona que trabaje en marketing y comunicación debe estar preparada para se estudiante de forma continua. Quien deje de estudiar un sólo año quedará fuera de juego”, sentencia Félix Muñoz.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir