Eventos y Formación

FITUR REUNIÓ A CIENTOS DE EXPOSITORES Y VISITANTES A PESAR DE LA CRISIS

Fitur, la Feria internacional del Turismo ha celebrado su XXIX edición con un objetivo claro: hacer calar entre los madrileños la máxima de que ningún momento es malo para viajar. Ante la difícil situación económica los expositores han tenido que poner este año más empeño que nunca. Bailes, artesanía, platos tradicionales, espectáculos e incluso deportes de riesgo. Las actividades más variadas y llamativas han tenido lugar entre el 28 de enero y el 1 de febrero en los pabellones del Recinto Ferial de Madrid (IFEMA).

Con crisis o sin ella, la feria consigue reunir cada año a miles de personas. Durante el fin de semana, se abrieron las puertas al público, que por unos instantes pudo evadirse del día a día y recorrer los cinco continentes, acercándose a la cultura y gastronomía de cientos de países. En el mostrador de Cuba, los visitantes pudieron ser testigos del arte de producir los famosos puros habanos. En la zona de México y EEUU podían decantarse entre degustar sándwiches al estilo Hard Rock o unos tacos acompañados de refrescantes margaritas.

Ya con el estómago lleno, los asistentes tenían la opción de dejarse seducir por el exotismo de Asia. Así, en el puesto de Japón se exhibían vistosos kimonos que incluso podían probarse. Mientras que en Europa se apostó más por un turismo cultural y deportivo, según informa El Mundo. Por ejemplo, Italia instaló un pequeño rocódromo para los más atrevidos. Tentado por todas estas atracciones más de uno debió hacer números para planificar alguna escapada.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir