Eventos y Formación

Francisco J. Rubia en MeM: Destripando las evidencias de los libros de neuromarketing

"Los neurocientíficos estamos de moda. Todo tiene la palabra neuro delante", afirmó Francisco J. Rubia, neurocientífico y escritor al inicio de su ponencia en la segunda edición del MeM, a la que estamos asistiendo desde MarketingDirecto.com. Pero no hay que olvidar que "la investigación del cerebro ha progresado enormemente. Es evidente que la neurociencia puede aportar al mundo conocimientos nuevos".

El Catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid y lo ha sido de la Universidad de Munich quiso centrar su ponencia en “mis experiencias en la lectura de libros sobre neuroeconomía y neuromarketing” para desmontar las “perogrulladas de estas nuevas disciplinas”.

“Estos intentos de nuevas disciplinas están dedicados a que adquieran un lustre científico”, afirmó. Y añadió que “los niños y las niñas de las escuelas primarias que se enamoran de sus maestros” ya saben que la carga emotiva de algo nos haga recordarlo con más fuerza. “Que la carga emocional es importante para recordar lo conoce la neurociencia desde tiempos inmemorables”.

En estos libros se afirman ideas como que “los anuncios funcionan estableciendo sentimientos, asociaciones y contenidos de la memoria relacionados con el producto en cuestión”. Algo que Rubia califica de “evidente” porque si no establecemos relaciones con ellos no los recordamos.

Otros autores “confirman lo que ya sabemos, que la mayoría de la información que adquirimos lo hacemos de forma inconsciente”. Y Rubia se preguntaba, “si esto es así, ¿cómo podemos influir sobre un proceso de adquisición de información que es inconsciente?”. “En la naturaleza primero reaccionamos y luego pensamos”, explicó Rubia. “Y, si es así, ¿cómo podríamos modificarlo? ¿Es conveniente?”. Otras de las obviedades que se pueden encontrar en los libros de neuroeconomía y neuromarketing aseguran que “cualquier información es capaz de modificar las conexiones entre las células nerviosas y también algunas estructuras como el hipocampo”. “Podemos modificar incluso la estructura cerebral con determinados estímulos”, aseguró Rubia.

“¿Cómo vamos a sorprendernos si los autores de libros de neuroeconomía y neuromarketing nos cuentan que cuanto mayor sea el estímulo sensorial mayor será la actividad?”, se preguntaba Rubia. O cuando aseguran que la repetición estimula el recuerdo.“Parece que los autores han aprendido la lección que nos pretenden impartir, repiten la misma lección una y otra vez. El problema es que nos los quieren vender como propios”, criticó el neurocientífico.

“Otros autores inciden en contarnos cómo ser felices, mejorar nuestras facultades mentales o ser más creativos”, comentó Rubia. “Estos autores están más interesados en vender sus libros que en conseguir las metas que se proponen. ¿Cómo se puede decir que somos todos creativos? No todos hemos nacido siendo genios”. Finalmente, Rubia afirmó: “sería más útil gastar el dinero en comprar libros de neurociencia y sacar uno mismo las conclusiones pertinentes para intentar aplicarlas a la economía y la mercadotecnia que comprar libros de neuroeconomía y neuromarketing donde predicadores intentan demostrar lo mismo pero sin el conocimiento de aquellos que dedican su vida a la neurociencia”.

Para ver el vídeo de esta ponencia, pulse aquí.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir