Eventos y Formación

S. Olander (Nike) en DLD 2012: "Usamos los datos de los corredores como motivación"

"Los grandes datos serán tan revolucionarios para las empresas como el coche lo ha sido para la vida moderna", aseguró Heidi Messer, cofundadora de Collective [i], en la apertura de la mesa redonda "Socializing Big Data" que acogía hoy el DLD que se está celebrando en Munich. Un debate en el que también participaron Stefan Olander, de Nike, y Dave Goldberg, de SurveyMonkey, y que moderó Diane Brady, de Bloomberg Businessweek.

Y es que internet tiene la capacidad de igualarnos a todos: “permite que toda empresa recoja y almacene los datos de diferentes fuentes”, aseguraba Messer. Ante esta realidad, serán aquellas empresas que los utilicen y que consideren los datos en conjunto las que lideren el mercado.

“Siempre hemos tenido datos. Lo que cuenta hoy en día es tratarlos, almacenarlos y analizarlos. Hoy el análisis cuenta tanto como el dato en sí mismo”, explicó Dave Goldberg. Algo con lo que coincidió Stefan Olander, quien aseguró que “en Nike, trabajamos sobre los datos para transformarlos en conocimiento y reenviarlos al los atletas como motor de motivación”.

Pero en la mesa redonda también se resaltó que las empresas no deben olvidar que los datos no son suyos, sino de los consumidores. “Lo que hacemos es utilizar esos datos para mejorar”, afirmó Goldberg. Nike, por su parte, tiene datos de más de 5 millones corredores “No vemos estos datos como otros. Los usuarios nos los han confiado. Lo mejor que podemos hacer es utilizarlos para ofreceros mejoras, y si mejoráis, os recompensaremos por vuestra fidelidad”, explicó Olander.

Algo que explicó aprovechando la pulsera Fuel que Nike acaba de lanzar y que el mismo Olander llevaba en su muñeca: “Es muy simple, te incita a hacer más. Lo que es interesante es el comportamiento que genera. No piensas en eso como un dato, sino como un medio para mantenerte motivado”.

Para Heidi Messer, “nuestro trabajo es crear redes de conocimiento. Es lo mismo, a nivel de negocio, que lo que Nike hace con su pulsera: el objetivo final es saber lo que la gente puede hacer más que gestionar los datos en sí”. Y añadió: “El objetivo debe ser conseguir respuestas y compartir datos, no acapararlos”.

Pero, ¿cómo se protegen todos estos datos? “Hay muchas inquietudes. Hay una regla simple: cuando recoges información personal, tiene que estar muy claro para el consumidor que los dona y lo que se va a hacer con ellos. Es una regla de base muy simple. La regulación siempre estará retrasada”, explicó Goldberg. Y Messer añadió: “Hay una gran diferencia entre los datos privados y públicos. El sentimiento hacia el dato es más importante que el dato en sí mismo o a quien pertenece”. Aunque aseguró que “los gobiernos tienen acceso a toda la información, pero todas las regulaciones se centran en el sector privado”.

Según Olander, todo esto se dirige hacia una situación en la que haya menos debate sobre los datos en sí y más sobre su uso: “los mecanismos de recogida y retorno de los datos deben ser fluidos. Un poco como la electricidad: no nos interesa más que lo que hacemos con ella”. “A fin de cuentas, la gente recoge datos para tomar decisiones”, afirmó Goldberg, y aseguró que “el futuro de los datos es la medicina personalizada. Hasta cierto punto, ya ha empezado”.

Te recomendamos

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir