Eventos y Formación

"Ser investigador de mercados no es un trabajo sexy" F. Romero (The Cocktail Analysis)

mercadosLa Asociación Española de Estudios de Mercado, Marketing y Opinión, AEDEMO, celebró los días 20 y 21 de octubre el encuentro anual "La @ de AEDEMO". Allí se introdujeron las principales tendencias en la investigación de mercados, de la mano de renombrados profesionales del sector.

Dio comienzo el evento con la presentación de Jaime Agulló, vp managing director de South EMEA ComScore. El directivo introdujo el primer panel, "Datos, datos, datos… ¿Más es mejor?". 

El primer ponente fue Felipe Romero, CEO en The Cocktail Analysis. Bajo el nombre de "¿Ante la edad de oro del comportamiento del consumidor?" expuso el retrato actual del sector de la investigación de mercados así como sus múltiples desafíos.

Empezó su intervención alegando que "ser investigador de mercados no es un trabajo sexy". A día de hoy, las empresas dedicadas al conocimiento del consumidor han perdido la "exclusiva" del análisis de mercados. Y al mismo tiempo, grandes ejecutivos del sector de la investigación de mercados están migrando a otras profesiones emergentes como analítica o finanzas.

Este cambio se debe a la adaptación a la era digital. Las organizaciones ahora deben poner el foco en el cliente. "Customer centric es un hype absoluto", expuso. Por esto mismo, los investigadores de mercados deben aprovechar algunas líneas de trabajo para sacar el máximo partido del apogeo "customer centric".

Primeramente será necesario lidiar con una escasa diversidad de perfiles en el análisis de mercados. "Como sector nos hemos homogeneizado", manifestó Romero. No obstante, se trata de una estandarización en exceso, pues los desafíos se afrontan de una perspectiva común y no responden a los clientes actuales.

A modo de oponerse a la tendencia, el directivo de The Cocktail Analysis defendió que será preciso contar con diversos perfiles entre los profesionales. De esta manera las compañías de investigación pueden adaptarse a las nuevas necesidades de un sector eternamente cambiante.

Para lograr la óptima adaptación, el vocabulario y la forma de tratar a los nuevos clientes han de cambiar, en palabras del directivo. Los clientes más demandantes provienen de varios departamentos de marketing por lo que la terminología y el modo de proceder debe asemejarse a la industria marketera.

Dado que investigar es una experiencia de aprendizaje, Romero aseguró que se debe incluir al cliente en la investigación. La consecución de tal cometido pasa por entender al cliente, "detectando las necesidades de cliente y adaptándolas".

Y para dar grandes saltos disruptivos, deben contratarse profesionales con un elevado grado de expertise. Solo así podrán crear una estrategia a largo plazo que optimiza las nuevas técnicas y puedan adaptarlas así a los nuevos perfiles, aseveró el CEO.

No basta, entonces, con explorar nuevas técnicas con el equipo actual. La organización de por sí ha de modificar. Romero aseguró que The Cocktail Analysis siguió ese proceso para ajustarse a los cambios.

También las alianzas son cruciales para migrar a la era digital. Ya no se consideran a clientes y proveedores, sino partners, pues solo bajo esta concepción podrán aprovechar al máximo el conocimiento del comportamiento del consumidor.

Entre tales partners encontramos la oportunidad que supone la pertenencia a grandes grupos. Esto brinda conocimiento y nuevos interlocutores, lo que proporciona "recorrido y potencia que no se tendría de otra manera".

No obstante, la nueva era presenta algunas ventajas significativas. En The Cocktail Analysis, pudieron permitirse un progresivo aumento en las tarifas, pues los análisis de hoy día brindan un valor añadido.

El hecho de que las tarifas aumenten se debe asimismo a la gestión del talento. Esta gestión es la base de un mayor impacto y la satisfacción del cliente. "No somos compañías de conocimiento, somos compañías de impacto". Así defendía Romero que deben centrarse en los clientes ofreciendo más información que el puro conocimiento. Tanto es así, que el directivo considera que "el conocimiento no es relevante en las organizaciones".

También es preciso "construir relevancia para la sociedad, devolviendo todas las horas y recursos que la sociedad nos dedica". De esta manera concluyó una interesante ponencia que brindaba una disruptiva perspectiva del valor añadido que pueden aportar las compañías de insights.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir