Eventos y Formación

LA IMPORTANCIA DE LA MÚSICA EN LA HISTORIA DE LA PUBLICIDAD, AHORA EN LIBRO

¿Qué es la publicidad sin música? Sobre la importancia del elemento musical a lo largo de la historia publicitaria, la Fundación Autor ha editado el libro Historia iconográfica de la música en la publicidad, presentado ayer por sus autores, Fernando Montañés, profesor de publicidad de la Universidad Autónoma de Madrid y de la Antonio de Nebrija y periodista especializado en marketing y publicidad, y Mikel Barsa, promotor de conciertos, ferias y editor musical.

El libro es una recopilación de los trabajos más importantes de la relación música y publicidad a lo largo de cincuenta años. Cinco décadas durante las cuales la música ha servido para que el sector publicitario pueda difundir sus mensajes en voz alta. Hoy, nadie duda de la importancia de la melodía en un anuncio. "La música es uno de los recursos más eficaces para vender", aseguró Fernando Montañés durante la presentación. El periodista recordó que muchos anuncios nacieron como canciones y que con los años se convirtieron en imágenes, por lo que casi desde su nacimiento, la publicidad ha ido de la mano de la música.

Esta unión tan estrecha hace que los expertos se planteen una dependencia entre ambos elementos. En un principio, "costaba convencer a los artistas para que cedieran sus derechos para reproducir su música en publicidad, ahora ellos acuden deseando que su música se escuche en cuñas y spots", afirma Montañés. "Música y publicidad están destinados a caminar juntos, pero habrá que esperar para que llegue el equilibrio" y que ninguno de los dos destaque por encima del otro, según Barsa.

En la presentación se recordaron melodías que han quedado grabadas en la mente de miles de españoles e incluso en el resto del mundo. En el territorio nacional, ambos autores coincidieron en que la melodía de Cola-Cao es sin duda la más importante, pero Mikel Barsa no quiso dejar de mencionar la famosa frase "Está como nunca" de Fundador, y la campaña para Angel Face. "Las chicas usaban Angel Face porque Miguel Ríos lo cantaba". Y a nivel internacional, fue la música de Coca-Cola, sobre todo la de su campaña de 1971 la que Montañés destacó.

Lo que quedó claro durante la presentación del libro fue que, sin la música, la publicidad tiene muy difícil llegar a la gente, pero que a su vez, la publicidad es un importante trampolín para que la gente escuche las canciones de los artistas y se "animen a comprar el disco", como explicó Montañés. Las marcas hablan de valores y emociones, y es la música el medio ideal para transmitirlo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir