Eventos y Formación

La internacionalización como herramienta de crecimiento

Participantes en el encuentro de Alta DirecciónJaime García Legaz, secretario de Estado de Comercio del Ministerio de Economía y Competitividad, declaró ayer que “a pesar de que España nunca había experimentado más de 4 años consecutivos de superávit en su balanza de pagos y que el número de empresas que exportan regularmente crece un 10% anual en éste periodo, las empresas españolas no se pueden relajar y deben afrontar un auténtico proceso de internacionalización pues hasta el momento sólo hemos recorrido la mitad del camino”.

El secretario de Estado se mostró esperanzado con los datos que demuestran que entre 2007 y 2013 el número de empresas exportadoras en España ha pasado de 99.000 a 152.000 pero señaló que “para acometer el reto de la internacionalización las empresas españolas deben dimensionarse adecuadamente y ganar músculo financiero”. Y puso un dato sobre la mesa “en Alemania las grandes empresas suponen el 3% del tejido empresarial mientras que en España apenas llegan al 0,5%. En nuestro país el 94% de nuestra empresas son micro-pymes”. Y concluyó “si queremos tener una renta per cápita como los países nórdicos las empresas españolas deben operar en los mercados más dinámicos”.

Por su parte, el presidente de Banco de Crédito Cooperativo-Grupo Cajamar, Luis Rodríguez, aseguró que “nuestro Grupo apuesta decididamente por seguir avanzando en la internacionalización de nuestro tejido empresarial”. Y señaló que prueba de ello es “que nuestras operaciones de financiación para el impulso al comercio exterior ayudan a  más de 2.200 empresas y personas jurídicas y superan ya los 1.100 millones de euros, casi cinco veces más que en 2010. Y en los últimos cinco años nuestro volumen de gestión de cobros y pagos internacionales ha aumentado un 55%, superando ya los 6.600 millones de euros anuales y más de 800.000 operaciones gestionadas al año”. Por último, afirmó que “la salida exterior no es una moda, ni una opción más. Responde más bien a una necesidad estratégica de las empresas, cualquiera que sea su dimensión o especialización productiva, que les permite garantizar su crecimiento, reducir costes y aprovechar mejor las economías de escala”.

Por su parte, Alfonso Jiménez, presidente de Cascajares, una empresa radicada en Valladolid nacida hace 10 años y que actualmente vende el 50% de su producción en el exterior, expuso que “el dinero se puede conseguir pero conseguir talento es mucho más complicado”. Para Jiménez lo más importante es que las empresas españolas ganen competitividad en el exterior y apuesten por la innovación.

Francisco Borras, subdirector general de ANECOOP, apuntó que “el sector hortofrutícola está viviendo estos años de crisis, más como un problema de precios a la producción que de volúmenes comercializados. Lo cual ha implicado un ajuste en la base productiva pero ha mantenido el volumen de empleo, e incluso ha vivido un efecto refugio en algunas zonas.  En Internacionalización, estamos viviendo dos situaciones mundiales que nos afectan de forma antagónica, para mal el veto ruso a nuestros productos y la situación económica de la zona y para bien el actual curso del Euro respecto al resto de las divisas”.

“ICEX apuesta por la diversificación de mercados y por marcar estrategias diferentes para mercados maduros y emergentes, en función igualmente del perfil de las empresas y sus productos”, subrayó Alicia Montalvo, directora general de Cooperación Institucional de ICEX. En este sentido señaló que si bien la Unión Europea sigue siendo el destino de dos tercios de nuestras exportaciones, hay otros mercados maduros,  como EEUU,  en los que existe un amplio margen de crecimiento para la presencia de las empresas españolas y donde son necesarias actuaciones específicas. Asimismo, destacó “la importante demanda por parte de las empresas españolas de servicios personalizados en los mercados de Asia y África, que suponen ya el 50% de los que ofrece ICEX a través de las Oficinas Económicas y Comerciales en el exterior”.

Para Marcos Ruvira, director de Cuentas Internacionales de Campofrío Food Group “históricamente nuestra compañía ha exportado su imagen de calidad y su modelo de negocio a otros países: por ello Campofrío es una marca con presencia y reconocimiento a nivel global. Los mercados exteriores suponen para nosotros una fuente clave de crecimiento. Los productos de alimentación españoles tienen un gran reconocimiento de calidad fuera de España y Campofrio con sus marcas contribuye a dicho reconocimiento.”

En su intervención, José Ramón García, presidente ejecutivo de Blusens, una multinacional española fundada en 2002 en Santiago de Compostela especializada en electrónica de consumo de última generación, destacó que “siendo emprendedor no hace falta ser grande para internacionalizarse. Se puede crecer mucho fuera de con poca inversión pero con mucho entusiasmo emprendedor. Hemos sufrido mucho en España pero el mundo está lleno de oportunidades”. Y concluyó “las empresas extranjeras que llegan antes a los países emergentes, lo hacen porque gozan de apoyo institucional”.

Francisco Calvo, director adjunto de Finanzas de Banco de Crédito Cooperativo-Grupo Cajamar, apuntó en su intervención que “tratamos de apoyar a las pymes en su nacimiento y desarrollo, y éstas deben aprender, entre otras cuestiones propias de su negocio exterior, a gestionar los movimientos geopolíticos internacionales  que se están produciendo”.

Nota de prensa

 

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir