Eventos y Formación

La "Marca España", peso pesado en esta edición de los Premios Nacionales de Marketing

Antonio Catalán, presidente de AC hoteles by Marriot y presidente del Jurado de los Premios Nacionales de Marketing, y José Carlos Villalvilla, presidente de la Asociación de Marketing de España, destacaron esta semana que el jurado había valorado la innovación, internacionalización y la trayectoria de las marcas, frente a grandes presupuestos y marcas que habían sido infravalorados. La Asociación de Marketing de España explicó de la mano de Antonio Catalán la situación actual del marketing y de los Premios de la Asociación que se entregarán el próximo 10 de mayo en el Hipódromo de la Zarzuela. Una edición con casi 180 finalistas de los casi 300 casos presentados (860, en las cuatro ediciones), informa El Programa de la Publicidad. 

Catalán habló del jurado y del marketing, destacando el peso de la Marca España en esta edición y de la hostelería como negocio de emprendedores españoles. Catalán repasó desde los Escarrer, Barceló, Riu, H-10 o Iberojet que habían pensado globalmente en su negocio, con niveles de calidad incomparables, que “en Marriot no se pueden creer”. Además destacó que estos señores, “mallorquines que, salvo porque tengan un Miró en el salón de sus casas, no hacen ostentación de su gran poder económico, comenzaron desde un restaurante, e incluso en algún caso, como Riu, era solo un policía, que ha montado un gran imperio. Y todo con grandes dosis de sencillez y sentido común”.

Catalán explicó el gran papel de “la Marca España”, como país, que adjudicó a Joan Mezquida, al frente de Turespaña, “pese a las pocas competencias que quedaban a nivel estatal, dinamizando la oferta de España con mucha imaginación, poco dinero y con los cocineros españoles, “junto con el deporte dos grandes logros españoles”. Hablando del deporte español y del Real Madrid destacó que la mayoría de sus clientes latinoamericanos en Madrid lo que más valoraban era acudir al Palco del Bernabéu”.

Entre otros scretos de gestión, el empresario explicó que se debe tratar al trabajador como un cliente, un embajador más y en AC hay 4000, pero en Marriot son 800.000, con 38 millones de tarjetas de fidelización, 9 millones de las cuales eran de Europa. Catalán presumió de que sus trabajadores no tuvieran que fichar sus 8 horas y de la flexibilidad con los problemas de los hijos de sus camareras, ya que el 75% de ellas eran separadas o divorciadas con problemas para recibir sus pensiones y para las cuales el sueldo del hotel era la principalfuente de ingresos”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir