Eventos y Formación

M. G. Vizcaíno (Sra. Rushmore): "Los festivales nos importan una 'mierda'. Lo importante de verdad es el cliente"

vizcainoAunque es todavía una “adolescente”–este año cumple 14 años–, Sra. Rushmore es una de las agencias más emblemáticas de la publicidad española y es ya la “niña mimada” de muchos anunciantes. ¿Qué hay en la trastienda de Sra. Rushmore? ¿Cómo se “cocina” la creatividad en esta agencia? ¿Cuáles es la receta de sus “sabrosas” campañas publicitarias? Miguel García Vizcaíno, socio fundador y director general creativo de la agencia madrileña Sra. Rushmore, ha tratado de responder esta tarde a esta y otras preguntas en la segunda conferencia online de El Sol. El Festival Iberoamericano de la Comunicación Publicitaria.

“Perder la pasión por la creatividad es algo complicado, al menos para mí, que llevo en la sangre el veneno de la creatividad desde pequeñito”, dice Vizcaíno. Más allá de las ideas y de la pasión por la creatividad, “es necesario rodearse de un buen equipo para sacar adelante las ideas”, recalca. “En publicidad uno solo no a va ningún lado”, añade.

“Afortunadamente yo tengo la suerte de trabajar con amigos y eso, aunque hay gente que dice que es malo, a mí me parece fantástico”, asegura. Durante los últimos años, “he podido compartir los éxitos de la agencia con mis amigos y eso me ha dado infinitas alegrías”, dice.

Si hay un anunciante vinculado para siempre a la historia de Sra. Rushmore es el Atlético de Madrid, que fue el primer cliente de la agencia madrileña. “Para mí fue un honor trabajar el ‘Atleti’, que era el equipo de mis amores”, confiesa. Y quizás esa pasión personal por el “Atleti” se dejó notar en campañas que se han quedado grabadas en la retina de todos como “Un añito en el infierno”, recuerda.

Después del Atlético de Madrid, vendrían Coca-Cola y Aquarius, dos marcas gracias a las cuales Sra. Rushmore se ha ganado por méritos propios un lugar de honor en la historia de la publicidad española.

Al margen de Atlético de Madrid, Coca-Cola y Aquarius, por Sra. Rushmore han pasado muchísimos anunciantes, “a los que hemos tenido la suerte de cogerles muchísimo cariño y de trasladar también ese cariño a la gente”, dice. “Con ING Direct hemos conseguido, por ejemplo, que la gente le tenga cierto cariño a una marca de un sector tan odiado como el de los bancos y estamos muy orgullosos por ello”, apunta.

“En Sra. Rushmore lo que tenemos muy claro es que no hacemos truchos. Nos presentamos a muy pocos festivales, a los más importantes y no nos preocupamos por los premios”, señala. “Los festivales nos importan una ‘mierda’. Lo que nos importa de verdad son nuestros clientes”, apostilla.

¿Qué tiene que tener una persona para ser un buen creativo? Vizcaíno lo tiene claro. “Hay que ser muy observador. Hay que observar permanente al consumidor y tratar de meterse en su pellejo”, subraya. “Quizás por ello a Sra. Rushmore se la conoce como a la agencia del pueblo, porque nos tomamos la molestia de escuchar al consumidor y de conectar con su parte más emocional”, explica.

Durante su ponencia, Vizcaíno recuerda el que ha sido sin duda el momento clave en su carrera: montar su propia agencia en solitario. “Estaba muy contento en Tiempo BBDO, pero creo que Sra. Rushmore es lo que mejor que me podía haber pasado”, confiesa. “Hacer tu primer anuncio para tu propia agencia es algo absolutamente impagable”, dice.

“No creo que Sra. Rusmore sea la agencia de Vizcaíno. Yo estoy aquí siempre, pero la clave del éxito de nuestra agencia es el trabajo en equipo”, señala. Y para trabajar en equipo “son necesarios tanto tus socios de toda la vida como gente nueva que te aporte ideas frescas”, dice.

Desde el punto de vista de Vizcaíno, “los creativos son mejores creativos cuando aprender a ser publicitarios”. “Cuando verdaderamente te haces mayor, es cuando te conviertes en publicitario. Ser publicitario es algo más que hacer un buen anuncio. Implica también diseñar estrategias y ser de alguna manera planner”, explica.

¿Qué personas han influido más en la carrera de Vizcaíno? “Una de las personas que más me ha marcado en mi profesión ha sido padre, que no era publicitario sino vendedor, pero del que aprendí mucho. Al fin y al cabo, los publicitarios somos vendedores”, explica. “La otra persona de las más he aprendido a lo largo de estos años es Marta Rico, mi socia y mi esposa. Con Marta he aprendido a reír y llorar haciendo publicidad”, dice.

Para Vizcaíno es muy importante pasárselo bien haciendo publicidad. “Si no eres feliz, si no te lo pasas bien haciendo publicidad, puedes sufrir un auténtico infierno”, señala. “Siendo feliz con lo que haces, las cosas salen mucho mejor”, recalca. “En Sra. Rushmore intentamos que la gente tenga unas buenas condiciones de trabajo, que trabaje lo que tiene que trabajar y que no invierta su tiempo libre haciendo truchos”, indica.

¿Ha cambiado mucho la publicidad en los últimos años? Vizcaíno cree que no. “Básicamente hacemos lo mismo. Tenemos clientes que nos piden grandes ideas y nosotros se las damos. Lo único que cambia es que ahora tenemos muchas más herramientas a nuestra disposición para hacerlo”, destaca. “En Sra. Rushmore hacemos cosas tan modernas y al mismo tiempo tan antiguas como el spot que rodamos para el Atlético de Madrid cuando ganó la Copa en el Bernabéu. Lo filmamos en apenas 12 horas e inmediatamente después lo lanzamos en Twitter”, explica.

Para ver el vídeo de la ponencia, pulse aquí.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir