Eventos y Formación

M. Morales (Innovare) en Expo Marketing 2014: "El marketing actual es el viejo oeste, está todo patas arriba"

mariomoralesA todos se nos llena la boca a la hora de hablar de la innovación, pero ¿están realmente las empresas preparadas para innovar? ¿Qué significa de verdad la innovación? ¿Con qué ingredientes se cocina la innovación? Mario Morales, fundador y gerente general de Innovare, respondió ayer a esta y otras preguntas en el marco del congreso Expo Marketing 2014, que concluye hoy en Bogotá y en el que Javier Piedrahita, fundador y editor de MarketingDirecto.com, ejerce de maestro de ceremonias.

Espoleado por la innovación, “el marketing se ha convertido es una especie de viejo oeste”, aseguró Morales. En el universo “marketero” han cambiado completamente las reglas del juego y hay que estar preparado para acatarlas. De lo contrario, tendremos todas las de perder, recalcó. En la actualidad “el gran reto del marketing es reinventarse para no ser reemplazados”, apostilló.

“Si no estamos dando un valor agregado o no estamos innovando constantemente, estamos muertos”, advirtió Morales. En una era en la que el Big Data y las redes sociales se han convertido forzosamente en la segunda piel de los “marketeros”, “el marketing está en reset, está nuevamente en punto cero. Vamos a tener que reaprender el juego al que estábamos acostumbrados hasta hace no mucho”, explicó.

La innovación es un ingrediente “marketero” esencial porque sin innovación el marketing se acomoda, y cuando se acomoda, se hace también irremediablemente aburrido. “Cuando las empresas se creen diosas del marketing, entran en una peligrosa zona de confort”, apuntó,

“El director de marketing está obligado a reinventarse constantemente. De hecho, sólo puede sobrevivir innovando”, alertó Morales. Al fin y al cabo, “la marcas son una promesa al consumidor y la innovación produce los productos que prometen las marcas”, señaló el fundador de Innovare. “Si no tienes innovación, los consumidores no te van a amar”, agregó.

De acuerdo con Morales, hay 4 cajas en la innovación. En la primera de estas cuatro cajas, la más grande, tienen cabida la renovación del portfolio de productos, los cambios de packaging, las reformulaciones, las promociones y las licencias; en la segunda caja se guardan las extensiones de líneas de productos, los nuevos segmentos y las nuevas ocasiones de consumo; la tercera caja es el contenedor de los nuevos productos de la empresa; y la cuarta y última caja, la más pequeña, encierra los nuevos mercados, las nuevas categorías y las innovaciones radicales.

foto1

Por otra parte, para coger el toro por los cuernos e innovar de verdad dentro de las empresas, es necesario tener una meta. “Si no tienes una meta de innovación, ¿cómo sabes que tienes los recursos necesarios para alcanzarla?”, subrayó Morales. “Cada empresa debe tener una estrategia de innovación alineada con su estrategia de negocio”, añadió.

Está claro que la innovación es más que una necesidad, es una obligación. Pero, ¿cómo se distingue la innovación de la mera novedad? “La innovación es algo que sorprende al cliente, supone hacer algo impensable. No se trata de hacer más de los mismo”, recalcó.

“Si la experiencia proporciona al cliente a través de la innovación, hay una brecha de lealtad y no es fácil copiarla”, advirtió Morales.

Las empresas deben innovar “desde sus propias fortalezas, sus ventajas competitivas”, dijo Morales. Además, hay que tener en cuenta que “la innovación ya no sucede en las cuatro paredes de la empresa sino que es abierta”, indicó. En este sentido, “el futuro de la innovación los marcarán las alianzas estratégicas, el tamaño de los ecosistemas de las marcas”, concluyó Morales.

Te recomendamos
En otras webs

panda

dmexco

back to mk

REALIDAD VIRTUAL

Reportaje Indigitall

Compartir