líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Ó. Cornejo (La Fábrica de la Tele): "Contaban las mismas historias las pinturas de las Cuevas de Altamira que Sálvame"

Redacción

Escrito por Redacción

En un mundo en profunda transformación los medios audiovisuales, los contenidos y las telecomunicaciones no se pueden permitir quedarse al margen. «Van marcando la convergencia, son sectores que están siguiendo un proceso de transformación que los conduce a una convergencia que cada vez puede ser más importante», apuntó Ginés Alarcón, presidente del Club ESADE Alumni en la presentación del estudio El futuro de los medios audiovisuales en España, realizado por ESADE. Junto a él, expertos de la talla de Óscar Cornejo, consejero delegado de La Fábrica de la Tele, Xavier Busquets, profesor del departamento de dirección de sistemas de información ESADE, José Antonio Guzmán, director de proyecto TV residencial Orange y Jordi Bosch, presidente de Endemol España compartieron las tendencias y sus previsiones para el futuro de la televisión en nuestro país.

El problema actual, explicó Busquets, “es que la tecnología va más rápido que las estructuras organizativas, el derecho y las instituciones. La tecnología es un negocio, es el negocio de cambiar las reglas del juego de los negocios. La digitalización nos cuestiona cuáles son las reglas del juego, cómo cambian las reglas del poder, quién manda”. Y en este entorno cambiante, cada vez se consume más televisión, y por muchos medios diferentes, poniendo en cuestión, como consecuencia de la fragmentación, la viabilidad económica de medios pensados para un contexto con pocos medios. Todo esto, sin olvidar que ahora es el consumidor quien ha tomado el control de lo que quiere ver y cuándo lo quiere ver.

El sector audiovisual actual, según plantea el estudio, tiene lugar en un ecosistema digital que se basa en tres variables: la generación de contenidos, la relación con el cliente y la posible explotación de sus datos, y los diferentes medios de distribución digital, desde la TDT hasta el streaming.

“El contenido tiene que ver con la conexión con las personas”, comentó Busquets. El problema es que “no parece que exista una estrategia de distribución de contenidos”. Además, la fragmentación genera una serie de riesgos para la producción de contenidos pero que serían controlables a través de franquicias, elencos y premios, diversificación de ingresos y “Open Labs” con redes sociales para observar la reacción del público.

Según el estudio de ESADE, hay cuatro posibles escenarios en el futuro: un escenario basado en la concentración en dos medios (Antena 3 y Telecinco) con un aumento de la presión para mantener audiencias, un mundo en el que la televisión sería una aplicación de internet y en el que el mayor riesgo estaría en la fragmentación entre contenidos, un escenario basado en al televisión de pago, y una guerra entre plataformas abiertas y cerradas.

“La gente tiene una aproximación compleja al mundo de la televisión y los contenidos”, comentó Jordi Bosch, presidente de Endemol España. “No siempre se dice la verdad y ahí hay una relación muy compleja que exige que se aborde” y con el aumento de la audiencia en televisión frente a los que aseguraban que terminaría muriendo, “el rey, que es el contenido, no está siendo derrotado, está siendo visto más que nunca, pero de otra manera”.

“Cuando se diseñó el mapa, que ha fracasado, de la enorme fragmentación, las multiplex, los canales complementarios, la nueva televisión pública, las licencias… se hizo en un momento en que el sector de la publicidad crecía asombrosamente”. Pero este año, según las previsiones que lanzó Bosch, los ingresos publicitarios se situarán en 1.870 millones de euros. “¿[Esta cifra] esta para quedarse? El mundo publicitario tiene que pensar cómo buscarse la vida en un mundo que no es tan cómodo como lo ha sido la televisión”, aseguró el presidente de Endemol. Aunque también puede ser que superada la crisis se vuelva a una normalidad en el crecimiento de la inversión, añadió.

Óscar Cornejo, consejero delegado de La Fábrica de la Tele, en cambio, se mostró bastante más positivo. “Nosotros somos súper optimistas por dos motivos: cada vez se ve más televisión y cada vez hay más maneras de verla. Por otro lado, porque las historias que nosotros creamos no sólo las ve más gente, sino que penetran mucho más por la aparición de las RRSS que les permite interactuar”.

“Yo creo que llevamos más de 2.000 años contando las mismas historias, lo único que cambia es la manera de contarlas”, afirmó Cornejo. Y es que, según el consejero delegado de La Fábrica de la Tele, en el futuro “vamos a seguir consumiendo las mismas historias. Hay una serie de necesidades básicas en el ser humano, como el amor, la seguridad, la pertenencia al grupo, pero también la necesidad de evadirse y entretenerse, que seguirán existiendo. Siempre necesitaremos saber lo que no se sabe y lo que no nos concierne, pase lo que pase, con dinero y sin dinero”. “Creo que contaban las mismas historias las pinturas de las Cuevas de Altamira que Sálvame. La diferencia es que unos pintan y otros se gritan”, añadió.

“Ahora somos algo más activos a la hora de consumir televisión, gracias a las redes sociales y televisión a la carta”, afirmó Cornejo, aunque advierte: “tampoco nos engañemos, la inmensa mayoría seguimos consumiendo televisión de manera pasiva. Nos gusta tener la posibilidad de elegir, pero después nos da un poco de pereza y nos gusta que elijan por nosotros”.

Para ver el vídeo de esta presentación, pulse aquí.

 

Beatriz Navarro (Starbucks): "El canal online sirve para conocer a tu consumidor, no para aumentar las ventas"AnteriorSigueinte3 mitos sobre el retorno de la inversión en los social media

Contenido patrocinado