Eventos y Formación

El oro emocional: Las ciudades españolas explotan aún una mínima parte de este yacimiento de riqueza

foto1Muchas ciudades y pueblos españoles están sentadas encima de un tesoro sin explotarlo. En sus calles, en sus plazas, y en sus edificios hay vetas de oro, riqueza y empleo aún infrautilizadas. El mineral precioso se llama “evento”.

La industria del evento mueve alrededor de 7.000 millones de euros al año, según Infoadex y la encuesta sobre inversión MICE (Turismo de Negocios, Eventos, Convenciones e Incentivos) de Business Travel Institute.  Pero el poder de dinamización económica de los eventos se resiente, sin embargo, de la falta de políticas y facilidades de promoción y organización en muchas ciudades y administraciones. “Las ciudades españolas están explotando una mínima parte de sus posibilidades; en general son demasiado conservadoras” –según afirma Darío Regattieri, presidente de Agencias de Eventos Españolas Asociadas.

Ya en el año 2011 la comunidad científica y urbanística mundial acuñó el término “Eventful Cities” para definir la actitud de aquéllas que apoyan la organización de eventos como factor de crecimiento y revitalización (ver referencia en Science Direct). En Nueva York, por ejemplo, un mismo departamento está a cargo de la facilitación de “Film” y “Event” commissions. Da igual que se quiera producir un largometraje o un evento en vivo: los mismos profesionales se encargan de canalizar los permisos y ayudar en lo posible.

“El impacto de un evento en una ciudad es muy importante” –continúa el presidente de AEVEA- “Alrededor de un evento hay muchísimas empresas involucradas directa o indirectamente, y eso son puestos de trabajo. Y luego está el impacto publicitario, cuando los medios de comunicación se hacen eco de los eventos en ciudades; el valor publicitario es incalculable. Pedimos que las ciudades españolas se abran más a los eventos. Hay en España tantos edificios bonitos, plazas, que son escaparates perfectos para eventos…”

Un ejemplo: el Turismo de Eventos – Reuniones supone para Barcelona un impacto económico directo de alrededor de 1.500 millones de euros anuales, según un reciente informe de Turisme de Barcelona, y además un impacto indirecto muy considerable y difícil de cuantificar que influye y moviliza directamente a otros sectores (hotelero, grandes escenografías, nuevas tecnologías, logística, restauración…) y tiene una estrecha relación con el ocio, el turismo, la cultura…. El de eventos tiende a ser a turismo de calidad, que contribuye decisivamente a la desestacionalización y aprovechamiento de infraestructuras más allá de los meses de verano y provoca naturalmente en muchos casos que los profesionales del ámbito internacional que conocen el destino a través de eventos vuelvan como turistas a nivel particular, sin coste de captación para las ciudades.

AEVEA, Agencias de Eventos Españolas Asociadas, (www.aevea.es) hace un llamamiento a todas las administraciones públicas para tomar conciencia del enorme potencial generador de riqueza que la industria de los eventos ofrece. Este asunto, y otros relacionados con la industria de los eventos, serán los protagonistas de AEVEA&CO, jornada de encuentros, presentaciones y debates que tendrá lugar el próximo 29 de junio.

Darío Regattieri: “AEVEA&CO, un evento para la industria de las emociones, tendrá tres pilares: uno, el aprovechamiento positivo del impacto que los eventos pueden tener sobre nuestras ciudades; en segundo lugar una reflexión sobre la industria desde un amplio enfoque; y en tercer lugar las tendencias y lo que creemos que puede ser la industria de los eventos y las emociones en el futuro.”

AEVEA&CO tendrá lugar en el Gran Teatro Príncipe Pío, transformado el 29 de junio en punto de encuentro de la industria del evento y todos los ciudadanos interesados en potenciarla. Se articulará en torno a una serie de presentaciones y mesas de debate, desde las 10 a las 18h.

Nota de prensa

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir