líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Eventos y FormaciónLa publicidad en televisión sigue creciendo pese al auge de los canales digitales

La realidad del fraude publicitario de la mano del Dr. Augustine Fou

"Tomamos decisiones de negocios basados en datos inexactos": Augustine Fou y el peligro del fraude publicitario

Fabiana Seara

Escrito por Fabiana Seara

Augustine Fou destaca las claves de los fraudes publicitarios y cómo estas prácticas afectan las estrategias de marketing digital de los anunciantes.

El fraude publicitario es una de las mayores amenazas para el negocio de anunciantes y agencias, una problemática que se genera debido a la falta de transparencia de las plataformas a la hora de tratar la publicidad y el desconocimiento. Por ello, este se convierte en el tema central de una nueva edición de los Lunes de la IAA. Un encuentro celebrado junto al Dr. Augustine Fou, uno de los investigadores de cibercrimen y fraude más relevantes de la industria publicitaria.

Con 27 años de experiencia en el mundo del marketing digital, Fou trabaja de la mano de organismos gubernamentales y reguladores para luchar contra los ciberdelitos. El investigador presenta en este encuentro la actualización de su estudio sobre el fraude publicitario digital y su perspectiva para generar conciencia sobre los peligros y el alcance de las malas prácticas relacionadas al fraude publicitario y las formas de evitarlo.

Muchos clics no se traducen en una campaña exitosa

¿Qué es el fraude publicitario? Para Fou el fraude publicitario es cualquier estrategia que busca alterar las impresiones que genera un anuncio, para que los anunciantes sientan que sus campañas son exitosas y su dinero tiene un buen retorno de inversión.

En los últimos años los anunciantes han multiplicado el gasto en publicidad digital. Y como Fou destaca, se suele entender que una campaña digital con una alta tasa de clics es una campaña exitosa, pero el problema se encuentra cuando las impresiones no están generadas por personas, sino por bots. «Si el anuncio no se muestra a una persona no habrá conversión a venta para los anunciantes, tener muchos clics no significa que muchas personas estén viendo nuestros anuncios».

Los criminales buscan formas de evitar ser detectados

Los profesionales del mundo de la publicidad señalan que estas prácticas fraudulentas son mínimas, pero el problema es que los sistemas de detección no reconocen en muchos casos a los bots, y los contabilizan como personas que interactúan de forma orgánica con los anuncios.

El fraude en el canal digital es tan común porque es un espacio infinito. Pero no hablamos solo de bots, como señala Fou hay otras prácticas fraudulentas, como el «pixel stuffing», donde se insertan anuncios en el espacio de 1×1 pixel. «Si solo tenemos en cuenta los bots, estos podrían ser solo el 1%. Pero ignoramos el otro 57% de los fraudes porque no están siendo reportados».

La necesidad de analíticas precisas y el recorte en publicidad digital

El tráfico falso altera las analíticas. «A veces tomamos decisiones de negocios basados en datos inexactos», como señala el profesional. Esto perjudica las estrategias de marketing digital de las marcas. Un anuncio puede tener impresionantes cifras de interacción, pero si estas cifras reflejan la interacción de bots y no las de personas la inversión no es rentable para los anunciantes.

Es el caso de P&G. En 2018 la empresa recortó en 200 millones de dólares de su presupuesto de publicidad digital y a pesar de este millonario recorte, la marca no vio un impacto negativo en sus ventas. Uber por su parte, realizó un recorte del 80% en su gasto publicitario y no vio afectado el número de descargas de su aplicación.

Una de las soluciones propuestas por el profesional es que los anunciantes optimicen su inversión apostando por canales con menor exposición a bots y fraudes. «Es hora de mejorar las herramientas de medición para poder ver estas prácticas y actuar de la mejor forma posible», destaca el profesional en su presentación.

 

A Timothée Chalamet le carcome la envidia (cochina) en este spot de Apple TV+AnteriorSigueinteEn la era de la "reduflación" las mentiras en el packaging son más gordas y desvergonzadas que nunca

Contenido patrocinado