líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Eventos y Formación

Digital Project Managers

Por qué las empresas necesitan Digital Project Managers: todo sobre uno de los perfiles más demandados

Sin un project manager ¿qué mantiene unidos al equipo y al cliente?, ¿quién queda para gestionar los altibajos y choques de los proyectos?

Si has visto últimamente ofertas de trabajo para Project Managers, seguramente te hayas preguntado por qué es importante la gestión de proyectos. Y es que esta es una pregunta interesante que los clientes a veces también se hacen. La verdad es que dirigir proyectos sin una buena gestión es una falsa economía. A menudo se piensa que es una carga innecesaria para el presupuesto, y no hay duda de que puede ser costosa – hasta un 20% del presupuesto total del proyecto.

Pero, ¿las organizaciones pueden permitirse no tener una gestión de proyectos?

Sin un project manager ¿qué mantiene unidos al equipo y al cliente? ¿quién queda para gestionar los altibajos, choques y catástrofes de los proyectos?

Una gran gestión de proyectos significa mucho más que mantener la gestión de proyectos bajo control, las entregas a tiempo, presupuestos y alcance; une a los clientes y a los equipos, crea una visión para proyectos con éxito y pone a todos en la misma página de lo que se necesita para mantenerse en el camino adecuado. Cuando los proyectos se gestionan adecuadamente, hay un impacto positivo que repercute más allá de la entrega del «material».

¿Qué hace un Digital Project Manager?

Los directores de proyectos digitales o Digital Project Managers se aseguran de que todos los elementos del proyecto se muevan sin problemas. Esto incluye:

Crear y comunicar un plan, un programa y un presupuesto del proyecto

Asignación de tareas y plazos

Programación de visitas frecuentes

Resolver los obstáculos

Escalar los desafíos cuando sea necesario

Proporcionar informes de estado a los ejecutivos

Gestionar el alcance del proyecto

Garantizar la calidad de todos los resultados del proyecto

Contribuir a las propuestas y cotizaciones de los clientes

Evaluar el éxito de los proyectos y su valoración

¿Por qué es importante la gestión de proyectos?

1. Alineación estratégica

La gestión de proyectos es importante porque asegura que lo que se está entregando es correcto y aporta un valor real frente a la oportunidad de negocio.

Cada cliente tiene objetivos estratégicos y los proyectos que hacemos para ellos avanzan esos objetivos. La gestión de proyectos es importante porque parte de las obligaciones de un Project Manager es garantizar que haya rigor en la arquitectura de los proyectos para que encajen bien en el contexto más amplio de los marcos estratégicos del cliente.

Una buena gestión de proyectos asegura que los objetivos se alineen estrechamente con los objetivos estratégicos de la empresa.

Por supuesto, a medida que los proyectos avanzan, es posible que surjan riesgos, que se conviertan en problemas o incluso que la estrategia empresarial cambie. Pero un gerente de proyecto se asegurará de que el proyecto sea parte de esa reorientación. La gestión de proyectos es realmente importante aquí porque los proyectos que se desvían de su curso, o que no se adaptan a las necesidades de la empresa pueden terminar siendo costosos o innecesarios.

2. Liderazgo

La gestión de proyectos es importante porque aporta liderazgo y dirección a los proyectos.

Sin la gestión de proyectos, un equipo puede ser como un barco sin timón; en movimiento pero sin dirección, control o propósito. El liderazgo permite y posibilita a los miembros del equipo hacer su mejor trabajo. La gestión de proyectos proporciona liderazgo y visión, motivación, eliminación de obstáculos, entrenamiento e inspiración para que el equipo haga su mejor trabajo.

Los gerentes de proyectos sirven al equipo pero también aseguran líneas claras de responsabilidad. Con un gerente de proyecto en el equipo no hay confusión sobre quién está a cargo y en control de lo que está sucediendo en un proyecto. Los directores de proyectos hacen cumplir el proceso y mantienen a todos los miembros del equipo en línea también porque, en última instancia, son responsables de que el proyecto fracase o tenga éxito.

3. Enfoque y objetivos claros

La gestión de proyectos también es importante porque asegura que haya un plan adecuado para ejecutar los objetivos estratégicos. Como administradores de proyectos, los PM se posicionan para prevenir situaciones de descontrol e impulsar la realización oportuna de las tareas, dividiendo un proyecto en tareas para nuestros equipos.

A menudo, la previsión para adoptar tal enfoque es lo que diferencia la buena gestión de proyectos de la mala.

A menudo los objetivos de un proyecto tienen que cambiar en función del riesgo que se materializa. Una vez más, sin una supervisión y gestión dedicadas, un proyecto podría tambalearse rápidamente, pero una buena gestión del proyecto (y un buen director de proyecto) es lo que permite al equipo centrarse, y cuando es necesario volver a centrarse, en sus objetivos.

4. Planificación realista de proyectos

La gestión de proyectos es importante porque asegura que se establezcan las expectativas adecuadas en torno a lo que se puede entregar, para cuándo y por cuánto.

Sin una gestión adecuada del proyecto, se pueden establecer estimaciones presupuestarias y plazos de ejecución de los proyectos que son demasiado ambiciosos o que carecen de una percepción de estimación análoga de proyectos similares. En última instancia, esto significa que sin una buena gestión del proyecto, los proyectos se entregan tarde y por encima del presupuesto.

Un buen director de proyecto crea un proceso claro, con plazos alcanzables, que permite a todos los miembros del equipo de proyecto trabajar dentro de límites razonables, y no con expectativas poco razonables.

5. Control de calidad

La gestión de proyectos es importante porque asegura la calidad de lo que se está entregando, y siempre da en el blanco.

Los proyectos también suelen estar bajo una enorme presión para ser completados. Sin un director de proyectos dedicado, que tenga el apoyo y el compromiso de la dirección ejecutiva, las tareas se subestiman, los plazos se apuran y los procesos se apresuran. El resultado es un resultado de mala calidad porque no hay una gestión de calidad.

Por lo tanto, una buena gestión de proyectos exige fases cerradas en las que los equipos pueden evaluar el resultado en cuanto a calidad, aplicabilidad y rendimiento de la inversión. La gestión de proyectos es importante para la calidad porque permite un proceso escalonado y por fases, creando tiempo para que los equipos examinen y prueben sus resultados en cada etapa del camino.

¿Te ha gustado este artículo? Si quieres convertirte en un Project Manager de éxito, te recomendamos el Master in Digital Project Management de IEBS con el que aprenderás los fundamentos de la cultura agile a través de metodologías y frameworks de escalado de proyectos que facilitan la optimización de recursos y la mejora de los resultados.

Nota de prensa.

Zefr ficha a Ultano Kindelan para llevar el concepto Brand Suitability a las marcas en la región de EMEAAnteriorSigueinte"El 2020 ha sido un año que va a redefinir las cosas que hacemos y cómo las hacemos", D. Evangelista (Twitter Latam)

Noticias recomendadas