Eventos y Formación

S. Wozniak en #mentesbrillantes: "En Apple mucho de lo que logramos llegó completamente por accidente"

wozniakSteve Jobs ha sido siempre quien ha acaparado todos los flashes en Apple. Pero lo cierto es que la famosa empresa de la manzana no sólo es hija de Jobs. Tiene otros dos padres: Ronald Wayne y Steve Wozniak. Un Steve Wozniak al que hemos podido ver hoy en persona en el IV Congreso de Mentes Brillantes organizado por El Ser Creativo.

¿Qué ingredientes son necesarios para "cocinar" una marca tan exitosa como Apple? ¿Qué se divisa en el futuro tecnológico? Entrevistado por el periodista Manuel Campo Vidal, Wozniak ha intentado responder esta tarde a estas y otras preguntas durante su estelar participación en el IV Congreso de Mentes Brillantes de El Ser Creativo.

¿Dónde estarán Apple, IBM o Samsung dentro de 20 años? Ésta ha sido la primera pregunta con la que Wozniak ha tenido que lidiar esta tarde en #mentes brillantes. ¿Su respuesta? Que probablemente estén en el mismo lugar donde están ya hoy, pero que posiblemente serán también mucho más diferentes entre sí. “Las grandes compañías van a querer en el futuro diferenciarse unas de otras”, asegura.

En el futuro las compañías se enfrentarán además a otro gran reto: que “recabar información será algo más invisible”. En este sentido, “la privacidad acabará siendo un producto de consumo por que el tendremos que pagar”, advierte.

Aun así, no todo son malas noticias. En realidad “en el futuro hablaremos más con los dispositivos en lugar de utilizar comandos y la comunicación será más humana”, dice Wozniak. Lo que está claro es que “el mundo va a cambiar más aún. Tenemos que abrir nuestra mente y adaptarnos al cambio como un niño”, explica.

En su entrevista Wozniak se ha referido también, cómo no, al nacimiento de Apple. “No podíamos imaginar que Apple sería lo que es hoy, pero sí soñábamos con que así fuera”, afirma el co-fundador de la compañía de Cupertino. “Cuando creamos el primer Mac, creíamos que terminaría llegando a todas las casas, a todas partes, sobre todo Jobs”, confiesa Wozniak. Y eso que “mucho de lo que hicimos por aquel entonces llegó por accidente”, admite.

De todos modos, y pese a ser en su día unos auténticos visionarios, “ni Jobs ni yo vimos llegar internet ni supusimos tampoco que se pudieran guardar tantas fotos y canciones en un PC”, reconoce. Lo cierto es que “nos pensábamos en internet, pensábamos en un mercado para juegos o para guardar nuestras recetas favoritas”, dice Wozniak.

Cuando allá por 1976 Jobs y Wozniak lanzaron el primer Mac, la hoy omnipresente tecnología en la nube era también impensable. Sin embargo, “hoy la nube es ya un gigante”. Eso sí, “sería necesario que se regulase la propiedad de las cosas que se suben a ella”, advierte. “Yo estaría dispuesto a rascarme el bolsillo para asegurarme de que mis datos están verdaderamente protegidos en la nube”, añade Wozniak.

Wozniak es uno de los padres de los inventos más maravillosos de todos los tiempos, el Mac, pero aun así el co-fundador de Apple se muestra modesto y asegura que “nunca construiremos un ordenador que funcione como el cerebro humano”. “Los ordenadores pueden resolver problemas, pero no pueden pensar en cómo resolverlos”, agrega.

Pese a todo, la tecnología está destinada a evolucionar y convertirse en nuestra más fiel amiga. “En el futuro llevaremos dispositivos encima que nos dirán: ¡eh, mira qué chica más guapa pasa por ahí!”, apunta. De hecho, ya en la actualidad “cuando me levanto por la mañana, no sé en qué ciudad estoy, pero mi teléfono sí lo sabe”, señala Wozniak.

Volviendo a los orígenes de Apple, ¿qué claves cree Wozniak que fueron vitales para llevar en volandas a la empresa de la manzana hacia el éxito? El co-fundador de Apple lo tiene claro: el marketing. “Cuando creamos Apple, nos centramos fundamentalmente en el marketing y no tanto en la ingeniería”, confiesa Wozniak. “Jobs quería cambiar el mundo y yo tenía la habilidad tecnológica para conseguirlo”, explica. Pero nada hubiera sido posible sin el marketing, afirma. “A diferencia de otras empresas tecnológicas, en Apple no basamos nunca nuestras decisiones en la tecnología sino en el marketing”, agrega.

Esta filosofía tan rompedora generó en su día muchos recelos en torno a Apple, pero el tiempo dio finalmente a la empresa de la manzana la razón. HP, por ejemplo, rechazó el Apple II porque no era un producto para ingenieros sino para disfrutar en casa, explica Wozniak.

¿La relación de Wozniak con Jobs? La suya fue en realidad una realidad de conveniencia, admite. “Yo diseñaba el ordenador y Steve Jobs convencía a la gente para que lo comprasen, él no sabía programar”, destaca el co-fundador de Apple. Además de su poder de persuasión, la otra gran cualidad de Jobs era su gusto por el diseño. “Yo me preocupaba de la tecnología y Jobs se preocupaba más por los materiales y el diseño”, dice. Y una y otra labor eran igualmente importantes. “El exterior de un producto tiene que reflejar lo que está en el interior”, recalca.

Si no hubiera sido ingeniero, ¿qué le hubiera gustado ser a Wozniak? “Hubiera sido profesor de quinto de primaria”, asegura. “Me habría gustado ser profesor. Yo nunca salí de la universidad. Tarde 10 años en sacarme la carrera”, destaca. Wozniak cree que la tecnología y la educación son al fin y al cabo “primas hermanas”. “La tecnología se puede aplicar en educación para aprender mejor y de forma más dinámica”, dice. En realidad, “la tecnología no es competencia para los maestros de verdad”, añade.

Por otra parte, durante su intervención en #mentesbrillantes, Steve Wozniak ha tenido también palabras para los emprendedores. “Para ser emprendedor necesitas una perspectiva ‘marketera’. De lo contrario, no podrás llevar tu idea a la gente”, asegura. Lo menos importante es en realidad el dinero. “Hay que desarrollar las ideas con pocos recursos y después centrarse en probar esas ideas”, explica. “Mi filosofía es que emplees tan poco dinero como puedas mientras trabajas en el garaje”, subraya.

La clave para emprender está en “no tener miedo de hacer cosa que nunca nos hayan enseñado a hacer. Se trata de abrir libros, buscar y probar”, recalca. Y lo más importante, a la hora de inventar algo, “hay que pensar en si lo que tienes entre manos es genial para ti. Si lo es, también lo será para el resto del mundo”, concluye.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir