líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

"Si uno no es capaz de dialogar y responder a críticas, las redes sociales no le irán bien", L. Monasterio (Agencia 101)

Lua Monasterio, community manager de Agencia 101 presentó, en la jornada de Política 2.0 que celebra hoy MarketingDirecto.com en la Miami ad School, el estudio sobre la presencia y actuación de los candidatos electorales en el entorno 2.0.

Para realizar el estudio, se analizaron las cuentas personales de los candidatos, partiendo de lo que deberían ser las cosas en teoría para luego entender cómo son las cosas en la práctica. En la teoría, los candidatos tienen que tener “un tono correcto y adecuado”, es decir, sin insultos y descalificaciones, pero adecuado al político, al mismo tiempo que, la cercanía es esencial en estas plataformas, pero no puede ser “colegueo”.

“Las redes sociales son una carrera de fondo”, porque al usuario de las redes sociales, al que hay que conocer muy bien “no le gusta que insulten a su inteligencia”, aseguraba Monasterio. Además, destacó la necesidad de realizar críticas constructivas, cuidar la imagen del perfil y dialogar con todos, no sólo con gurús o famosos. Y añadió: “lo 2.0 es una actitud. Si una persona no es capaz de entablar un diálogo y responder a críticas constructivas le sean cómodas o incómodas, las redes sociales no le irán bien”.

Rubalcaba, en Twitter, tiene más de 66.000 seguidores y sigue a más 5.500 usuarios. Está incluido en 1.525 listas que, generalmente, se llaman “políticos”, “lecciones” o “candidatos”; aunque también en otras denominadas “politicuchos”o “política y mentiras”. Según destacó la community manager, desde hace unos meses han aumentado las listas que incluyen a Rajoy y Rubalcaba bajo el nombre “elecciones” o “politicuchos”.

Su perfil está manejado por su equipo y por él mismo. Sigue perfiles e interactúa con ellos, pero no lo muestra en el timeline. Además, los que gestionan su perfil, aunque conocen muy bien la herramienta están “algo despistados”, porque utilizan un tono algo más agresivo, además de que ya no muestran las interacciones. Por otro lado, cada vez utilizan más el hashtag, de forma masiva, además de los enlaces acortados.

En Facebook, el candidato socialista tiene más de 16.600 fans y mantiene un ritmo de publicaciones muy alto, aunque lo recomendable en la teoría son 2 ó 3 publicaciones, según explicó Monasterio. Sigue varias páginas de políticos, juventudes socialistas o famosos y, sobretodo en los últimos días, está elevando el tono, que ahora es algo más agresivo. Además, Rubalcaba tiene Tuenti, YouTube, Flickr y Slideshare y prezi.com. Ésta última permite hacer presentaciones muy vistosas y está dirigida especialmente a jóvnes.

Rajoy en Twitter tiene más de 96.000 seguidores y sigue a 2.555 usuarios. Está en 1.502 listas, con nombres similares a las de Rubalcaba, aunque también llama la atención que está en listas llamadas “noticias”. Sigue a periodistas, consultores y militantes. Además, hace replies simples, finaliza con un “gracias” cuando la pregunta es en un tono un poco agresivo y utiliza muchos hashtags.

En cuanto a Facebook, Mariano Rajoy sigue en su mayoría a compañeros de su partido, y el perfil de Facebook y está muy organizado, especialmente en sus álbumes de fotos. Además, Rajoy, al igual que Rubalcaba, tienen los comentarios cerrados, una forma “de guardar la primera impresión”, explicó Monasterio, porque la mayoría suelen ser bastante polémicos. Otro aspecto llamativo de la página en Facebook de Rajoy es que tiene una pestaña a la que no se puede acceder. Por otro lado, tiene un videoblog con muy poco volumen de comentarios y con poca actividad.

Cayo Lara, en Twitter tiene casi 14.000 seguidores, sigue a 376 usuarios y está en 509, similares a las de los dos candidatos anteriores aunque también aparece en listas como “políticos de izquierdas”. Habla en primera persona, con un tono muy aséptico y tajante, además de que sigue a muchos perfiles e interactúa y contesta con todos. A veces incluye frases muy irónicas, contestaciones en el mismo tono agresivo en que le han hecho la pregunta e, incluso, llega a publicar palabrotas. En Facebook, Cayo Lara no sigue a otras páginas, y sus publicaciones y fotografías no siguen ningún orden. En cambio, sí tiene los comentarios abiertos y utiliza cadenas de actualizaciones de estado.

En cuanto a las elecciones autonómicas y municipales, la mayoría de los nicks de Twitter hacen alusión a 2011, a la región o a la campaña, lo que hace referencia al oportunismo que se destacaba al principio de la presentación. Además, en Facebook se hicieron muchas fan pages para las elecciones pero, también, se abrieron muchos perfiles personales. Pero después de las elecciones, muchos descuidaron sus perfiles en las redes sociales, mientras que otros los han seguido utilizando, como Esperanza Aguirre.

El debate entre Rubalcaba y Rajoy fue muy seguido en Twitter, para el que se crearon varios hashtags, y cada uno de los usuarios usaba los suyos. En el debate a cinco, en cambio, la conversación en Twitter giró más en torno a las medidas que se deberían tomar y se sucedían las quejas sobre la representatividad. La cara divertida, la pusieron los hashtags #campovidalfacts, con el que se hacían bromas sobre el moderador del debate, y #lascejasdegallardon. “En Twitter siempre hay lugar para la broma, y más cuando de lo que se está hablando no tiene interés para los twitteros”, aseguraba Monasterio.

Pero la community manager cuestionó si los políticos entienden el entorno 2.0 y cómo las utilizan los ciudadanos, además de si están dispuestos a escuchar, a dedicarles tiempo, utilizarlas con paciencia y gestionar cirisis. Y concluyo: “¿los candidatos que hemos analizado hacen comunicación 2.0 o lo ven como un canal más para difundir su propaganda?”.

Para ver el vídeo de esta ponencia, pulse aquí.

Para ver más imágenes de este evento, pulse aquí.

PP y PSOE podrían aliarse para eliminar la publicidad de las cadenas autonómicasAnteriorSigueinteEspaña se lleva el Gran Premio de Televisión en El Ojo 2011

Noticias recomendadas