Eventos y Formación

SONORAMA: UN FESTIVAL, UNA MARCA

Con tanto software libre y tanto peer-to-peer, ¿Cómo puede sobrevivir la industria musical, sobre todo si no se dirige a un público de masas? Pues sin duda gracias a los buenos directos acompañados de publicidad en formatos diversos. De festivales veraniegos va la cosa y la XI edición del Sonorama de Aranda del Duero no puede ser pasada por alto.

Con once carteles a sus espaldas, este pequeño festival ha logrado constituirse como una verdadera marca. Su buena organización, a cargo de la Asociación Cultural, sin ánimo de lucro, Art de Troya, programación musical y actividades culturales al rededor, han conseguido fidelizar a un público que cada año repite. El target se corresponde en general con lo que desde el Future Concept Lab de Milán se ha llamado linker boys: jóvenes creativos, cualificados, selectivos y muy integrados con las nuevas tecnologías. Es muy difícil acceder a ellos, las redes sociales son un punto de referencia. Así que, además de su página web, el Sonorama tiene un myspace muy atractivo.

La fecha de celebración de festival será el 16 y 17 de agosto, aunque durante toda la semana se celebrarán en la acogedora localidad burgalesa actividades relacionadas, como proyecciones cinematográficas. Los asistentes tendrán la oportunidad de ver a grupos independientes internacionales de la talla de los neoyorquinos Gogol Bordello con su flamante puesta en escena (se dice por ahí que Madonna es fan) y los ya reputados Nada Surf. No faltarán tampoco cabezas nacionales como Iván Ferreiro o Deluxe y las revelaciones de la temporada Vetusta Morla y Russian Red. Eso sí, todos con sus camisetas y sus chapas: el merchandising es importante, que no sólo de pan vive el hombre.

Otro punto clave en estos eventos son los patrocinadores. Aranda del Duero tiene unos 30.000 habitantes y muchisímo encanto. La celebración del Sonorama supone una inyección turística anual importante. Varias actividades se celebran fuera del recinto lo que promueve un movimiento hostelero y hotelero considerable . Así que el Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León aportan anualmente su granito de arena. La Caja de Burgos también se suma e incluso la Ribera del Duero. Porque la promoción musical sirve de excusa para dar a conocer sus maravillosos vinos: conciertos matutinos en las bodegas con degustación gratuita incluida, todo un lujo.

Y para terminar hacer especial mención a la cerveza que vive en simbiosis con la música y que probablemente se haya convertido en la más bebida por los jóvenes amantes de la música: Heineken. Apostando no sólo por las grandes y masificadas marcas, como Benicassim, la cervecera todavía tiene presupuesto para apoyar a festivales más pequeños, pero más selectos y también consolidados.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir