líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Spotlight 2011: Hacia un nuevo paisaje mediático y publicitario

En un panorama mediático cada vez más cambiante y dominado por las nuevas tecnologías, se hace necesario un replanteamiento de la publicidad. Así al menos lo considera Frank Bodin, presidente y de consejero de Euro RSCG en Suiza, que el pasado viernes abordó esta cuestión en una conferencia en el marco del Festival Internacional de Publicidad Spotlight, celebrado en la ciudad alemana de Mannheim.

Cada día el consumidor es bombardeado por más de 4.000 mensajes publicitarios, el 82% de la gente reconoce que la publicidad televisiva le molesta, y el 19% hace zapping durante las interrupciones publicitarias”, apunta Bodin. Ante este escenario desolador, “uno se pregunta: ¿es el fin de la publicidad?, ¿estoy en la profesión equivocada?”, añade.

En realidad, la publicidad no está muerta, puntualiza Bodin. Lo que sucede es que ésta se desenvuelve en una sociedad diferente, “una sociedad con nuevas tecnologías, con nuevos modelos de negocio, con nuevas estructuras organizacionales, con nuevos canales de distribución, con nuevas industrias, con nuevos estándares de regulación y con nuevos competidores”, señala.

En la sociedad actual, el consumidor tiene a su disposición información muy amplia y muy variada sobre productos y servicios, y en este sentido es también más exigente con las marcas, subraya Bodin.

Los cambios a los que se enfrentan hoy por hoy los medios de comunicación afectan también a la publicidad, con quien éstos forman un tándem necesario. “La fragmentación, la individualización, la interacción y la democratización son las principales tendencias del paisaje mediático actual”, indica el presidente de Euro RSCG en Suiza.

Teniendo en cuenta todos estos cambios, la publicidad puede adaptarse al nuevo panorama social y mediático implicando al cliente en el desarrollo de campañas publicitarias y recurriendo para ello a los social media, “donde es posible que anunciantes y consumidores se miren directamente a los ojos”, subraya Bodin.

En la nueva era digital, dominada por la Web 2.0, “el consumidor ha pasado a convertirse en prosumidor”. Es decir, es consumidor y productor de manera simultánea, destaca Bodin.

“El nuevo ‘prosumidor’ es afín a las marcas y a internet, independiente, influyente, exigente y con ganas de experimentar”, dice Bodin.

Otra manera de sobrevivir en la nueva “jungla publicitaria” es convertirse en parte activa de los medios aportando ideas, explica Bodin. “La frontera entre los contenidos redaccionales y los publicitarios es cada más fina”, señala. Fruto de esta nueva filosofía, son nuevos conceptos como el branded contente, el product placement y el branddropping.

Fabricar ideas innovadoras para los medios y descubrir nuevos canales mediáticos son otras dos posibles fórmulas para desenvolverse con éxito en el nuevo universo publicitario, indica Bodin. La formulación de ideas publicitarias frescas, como las desarrolladas por Diesel en la campaña “Be Stupid”, es otra manera de salir a flote en el nuevo paisaje publicitario, añade.

“Hoy por hoy, la publicidad funciona más a menudo como una molestia comercial que como el arte de la seducción. En el futuro, la publicidad será parte de la industria del entretenimiento y de los medios y asumirá también sus mecanismos redaccionales y estilísticos”, concluye Bodin.

Puede consultar el vídeo de la conferencia completa aquí.

 

El e-commerce en el mundo de un solo vistazoAnteriorSigueinteEl marketing en SEO no funciona con una mente y un presupuesto limitados

Noticias recomendadas