Eventos y Formación

UNA EXPOSICIÓN MUESTRA MEDIANTE LA PUBLICIDAD CÓMO ERA ESPAÑA DURANTE EL RÉGIMEN FRANQUISTA

A diferencia de otras muestras sobre publicidad, esta exposición del Círculo de Bellas Artes no pretende ni una aproximación artística a la misma, ni un estudio de sus estrategias comerciales, ni una mirada nostálgica a la época de la que proviene el material expuesto.

En cambio, el objetivo es revisar objetivamente la sociedad y la política españolas del primer franquismo y la posguerra en base a los testimonios gráficos de la publicidad y la propaganda de esos años. En suma, se trata de ofrecer una reflexión de historia social a partir del material publicitario.

Para ello se presentan más de 200 carteles pertenecientes a la mayor colección privada existente, propiedad de Carlos Velasco, algunos carteles más de publicidad sanitaria de la colección privada de Javier Puerto, así como otras piezas pertenecientes al Archivo General de la Administración Civil del Estado y documentos gráficos extraídos de la Hemeroteca Municipal de Madrid.

En conjunto, la exposición consta de más de 300 originales y en torno a otras 300 reproducciones digitales, que se muestran en un recorrido siguiendo un criterio temático y cronológico. De esta manera, apreciaremos, por ejemplo, cómo la tendencia social evoluciona desde un absoluto rechazo a la influencia exterior hacia una tímida apertura, percibiéndose claramente en la publicidad, que se moderniza y sigue los modelos americanos. Apreciaremos también en la sociedad de esos años –igualmente a través de la publicidad- la acción de la censura, la presencia de la propaganda social, la segregación de la mujer del trabajo y su confinamiento al hogar, el llamamiento a la "superación" de la "trasnochada" lucha de clases…

Observaremos claras huellas de desigualdad social aguda en el contraste entre los bloques publicitarios dirigidos a los pocos que pertenecían a la clase más favorecida y los bloques dirigidos a las extendidas clases populares, evidenciando las enormes carencias alimentarias y sanitarias de estas últimas. Los almacenes populares (como SEPU, Simago o Capitol) anuncian sus promociones y rebajas, mientras los grandes almacenes emergentes (Galerías Preciados y El Corte Inglés) identifican en su clientela elegancia, distinción, calidad, buen gusto.

Otros apartados reflejan los avances en transporte (el TALGO, los camiones Pegaso, los microcoches como el Biscuter o el SEAT 600), la moda en ocio (las "boîtes, el cóctel, los "barman" como Perico Chicote, los espectáculos y otras formas de entretenimiento), la imagen a menudo estereotipada de España (con morenas gitanas, toreros y guitarras) y los anuncios más emblemáticos (el toro de Osborne, la botella de Tío Pepe, etc.)

Ver Vídeo:
La posguerra española, vista a través de su publicidad

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir