Gente

Amouda Goueli (CEO Destinia.com): "Es un gran error recortar inversión de marketing en tiempos de crisis"

El proyecto de Destinia empezó hace 10 años como un "hobbie" en una buhardilla en Lavapiés. "Empezamos a crear páginas web sólo por gusto, por amor al arte. Nunca pensamos en hacer un negocio". De hecho, los dos fundadores originales no eran diseñadores web, sino aficionados a las matemáticas y la física y con otros trabajos, pero que poco a poco fueron aprendiendo programación. Y de una página de información sobre hoteles, en la que trabajaban dos personas en sus ratos libres, el proyecto terminó convirtiéndose en el archiconocido Destinia.com. Una historia realmente interesante a la que MarketingDirecto.com ha tenido acceso a través de una entrevista con Amuda Goueli, CEO de Destinia.com, en la que también charlamos sobre e-commerce, marketing y cómo emprender hoy.

En un negocio electrónico, el departamento más importante tiene que ser el desarrollo”, aseguró Goueli. Pero también hay que invertir siempre en marketing: “para mí, el marketing es el 51% del negocio. Puedes ser el mejor programador, sacar el mejor programa del mundo, pero nadie te conoce”. Además, según explicó Goueli, contar con empresas externas para realizar colaboraciones eventuales puede estar bien, pero “depender de otro en cualquier desarrollo es muy peligroso”, advierte. Y por eso todo en Destinia está desarrollado por los programadores en plantilla de la compañía.

La gente no se da cuenta de que el futuro no está en la India, está en África”, aseguró. Y es que en África todo son empresas indias, ya que el país asiático está volviéndose caro. Según explicó Goueli, ahora las grandes empresas, que ya tienen la marca “India”, como los mejores programadores, lo llevan a África, hacen allí el desarrollo, lo mandan a India, y desde India se hace llegar a otros países. Además, en los países africanos, como Nigeria, Sudán, Egipto, Angola y Gabón, por ejemplo, hay gente muy formada para desarrollar estos proyectos. “Tienen gente formada en el extranjero y ahora están creciendo muy alto”, añadió.

Una cultura de crecimiento y esfuerzo que también se aplica en Destinia, tanto en España como en el extranjero. “Nosotros exigimos demasiado, mucho, pero te damos a cambio mucha libertad”, a través de horarios flexibles. “Yo no quiero alguien en la oficina que esté sentado sin hacer nada. Quiero productividad”.La moda también existe en el mundo de los negocios. Cuando una asesoría dice ‘esto es lo bueno’ todo el mundo va allí”, explicó Goueli. Y por eso ahora todo el mundo se ha ido a América Latina y hacia allí se dirige a invertir todo el mercado. Pero explica: “para mí eso no es el futuro, es el presente. El futuro está en Oriente Medio, en África y una parte de Asia”, tanto en el futuro turístico como futuro empresarial.

Cuando Destinia nació, hace 10 años, en el mercado español ya existían otras iniciativas dentro del mercado de los viajes online, como Atrápalo, eDreams, Rumbo, de los que Goueli asegura que “gracias a ellos estamos donde estamos”. “Cuando hay más competencia, te exige trabajar más, te exige ser más creativo, te exige rendir más. La lucha interna dentro de España de todas estas webs ha creado una barrera a todas las multinacionales norteamericanas que están en otros países y ocupan un 90%”. De hecho, las compañías españolas han salido fuera. “Tanta competencia nos benefició a todos”.

Para estas compañías, que comparten una naturaleza online, el marketing ha terminado saliendo y viviendo también en el mundo offline. Como explica Goueli, “todavía es pronto para estar sólo en internet. La gente necesita exterior, que da seguridad, y crea una marca. Una marca creada sólo por internet es muy fácil de olvidar. Por eso nuestra estrategia es siempre hacer el mix”.

Para Goueli, la home page de Destinia es Google. Los clientes no vienen directamente a la página, sino desde Google. Y por eso “tengo que cuidar mi página” para que esté en la primera posición. Aunque añade: “a nadie le gusta depender de nadie. Ni de Google, ni de Twitter ni de Facebook, ni de ninguno”. De hecho, según Goueli, esta situación es muy acusada en España, pero no se da en otros países, algo que el CEO de Destinia califica como “un fallo”. “Pero el fallo no es de Google, sino de los que estaban aquí que tiraron la toalla cuando empezó Google, aquellos portales como Terra o Ya.com, que eran portales bien hechos pero que con la llegada de Google se fueron”.

El valor añadido es una obligación, aseguró Goueli. “Hay que dar por hecho que tú le tienes que tratar bien [al cliente] y darle buena calidad y servicio y buen producto. Eso no es un favor. El favor te lo hace el que te compra a ti”. Atención al cliente es algo básico dentro de la empresa, cuyo cometido es “sólo resolver problemas”. “Nuestro foco es el cliente. El cliente manda, no soy yo”. “El cliente tiene que sentir que estamos al otro lado”, añadió, y con una comunicación personalizada.

Sobre la situación del marketing en nuestro país, Goueli aseguró que es un “gran error” recortar inversión de marketing. “Nosotros hemos aumentado nuestro presupuesto cuando empezó la crisis. Éramos conservadores, pero la crisis, al bajar los precios de la publicidad, nos ayudó”, por lo que aumentaron la inversión hasta llegar a triplicarla. “Ahora hay democracia”, explicó, ya que antes sólo podían anunciarse los peces gordos, y esto “hay que aprovecharlo”, y en todos los medios.

Y es que desde Destinia se plantean las acciones bajo objetivos a largo plazo. “Ganar mejor es ganar poco y dar mucho” es la filosofía de Goueli, y el retorno de esto “es a larguísimo plazo. Tienes que tener mucha, mucha paciencia”. “Los políticos siempre trabajan a corto plazo, y es lo peor que puedes hacer para un país. Tienes que pensar a 20 ó 30 años y tienes que trabajar y el que viene por detrás tiene que seguir este ritmo”, y esta situación es igual en el mundo de los negocios: “cuanto más tiempo le das, más resultados se sacan a largo plazo”.

Pero el CEO de Destinia quiso dejar claro que, como cliente, “las cosas buenas hay que decirlas, pero las cosas malas también hay que decirlas y dejarlas en su punto. Mi crítica aquí es la atención al cliente”. Y es que para Goueli, la atención al cliente es crítica “desde el bar de la esquina hasta las grandes empresas, hasta un hotel. Entrar a un hotel aquí no es lo mismo que entrar en un hotel en Asia. Aquí [un camarero] parece que te está haciendo un favor. Es cultural, hay que cambiar el chip”.

“En la economía, siempre hay problemas y siempre habrá problemas. La economía es la que sienta la gente de la calle. No son hojas de Excel ni es información. Si tú eres optimista saldrás de esto”, aconsejó Goueli. “Pasarán los años y nadie se acordará de esto”, concluyó.

Para ver la entrevista completa con Amuda Goueli, haga clic aquí.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir