Gente

Andrés Contreras, el niño prodigio del big data español

1381745560_356896_1381766959_noticia_normalAndrés Contreras es un joven de 17 años que comenzó arreglando ordenadores en su pueblo, Membrilla (Ciudad Real), y ahora, sólo 5 años después, se doctora en Inteligencia Artificial en Stanford.

Tuvo la suerte de siempre contar con el apoyo de sus padres cuando decidió que no aguantaba más en clase y decidió emanciparse jurídicamente. “Siempre me aburrí en clase. Dejé la Secundaria y entré en Formación Profesional”. Tras terminar, por libre, el ciclo de microsistemas informáticos y otro en Administración de Empresas, informa el diario El País.

Al ser legalmente reconocido como mayor de edad a los 15 años, se presentó a una beca en la Universidad de Stanford, donde cursa Inteligencia Artificial. “Tengo el permiso de residencia, pero mi empresa, por ahora, está aquí. Cada viernes tengo tutorías por videoconferencia con mis profesores”, explica.

Por su empresa se refiere a Socialtech. En febrero de 2012, en el salón Mi Empresa, conoció a sus dos socios: Néstor Basterra (Bilbao, 1987) que dejó su trabajo en Ernst&Young y José Artiach (Madrid, 1988) lo dejó en Heineken. Los argumentos de este adolescente les terminaron de convencer. Entre los consejeros de la empresa se encuentra Pedro A. García López, ex director de Coca-Cola España.

La definición de su empresa suena pretenciosa: “Ingeniería de software con análisis inteligente para negocios”. Su producto, Wordfeeling, da más pistas: gestión de reputación online en tiempo real. Esto incluye desde blogs y foros a mensajes en Facebook, Twitter, Foursquare e Instagram, así como contenido de noticias y los comentarios de las mismas. Su ventaja estriba en que entiende el lenguaje natural, sin necesidad de claves o frases simples. “Añadimos una capa de análisis de sensaciones que nadie más ofrece y todo en 0,4 segundos, es decir, tiempo real. En un segundo rastreamos nueve millones de comentarios”. Según los estudios que manejan, los comentarios negativos pesan 3,7 veces más que los positivos en los consumidores.

Contreras mantiene el 25% de la empresa, los dos cofundadores un 5% cada uno. De momento están en negociación con Indra. “Hay más empresas, pero no nos dejan decirlo”, se excusa.

“Hace mucho que no tengo tiempo libre, pero en esos momentos me dedico a programar; siempre ha sido mi afición”, afirma.

El trío sigue “con los pies en el suelo”, pero se ponen metas aparentemente altas. En seis meses quieren comprobar que hay nicho, esperan que el beneficio dentro de 12 o 14 meses dea de 900.000 euros y, en dos años se trasladarán a Estados Unidos, según promete este consejero delegado de 17 años y 5 de experiencia.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir